Seguro de vida para mascotas

Debes asegurarte de que el seguro cubra los gastos que te suponen un mayor problema, como la cremación de tu mascota o los gastos del veterinario.

pastor alemán
iStock.

Si tienes una o varias mascotas, tal vez hayas pensado en contratar un seguro de vida de animales. Actualmente, existen seguros de vida para perros, gatos y otros animales domésticos. Estos seguros suelen cubrir los gastos de la cremación de la mascota, así como algunos gastos del veterinario. Además, si estás pensando en contratar un seguro de vida especializado en mascotas tendrás que valorar qué póliza se adapta mejor a tu situación.

¿Realmente lo necesitas?

Antes de contratarle un seguro de vida a tu mascota, deberías pensar si verdaderamente lo necesita. Además, si puedes costear fácilmente el fallecimiento de tu mascota, tal vez la cobertura de un seguro de vida sea un gasto innecesario.

Por otro lado, si prefieres planificar los contratiempos, tiene sentido pagar mensual o anualmente algo de dinero para asegurarte de que un accidente, una enfermedad o la muerte de tu mascota no te supondrá un gasto excesivamente elevado.

perros y gatos
iStock.

Habla con tu veterinario

Por supuesto, antes de contratar un seguro de vida para mascotas es fundamental que hables con tu veterinario de confianza. Así podrás obtener información específica sobre el estado de salud de tu mascota, identificando cualquier enfermedad que pudiera causarle la muerte a medio o largo plazo.

Además, los veterinarios realizan diagnósticos muy buenos de problemas que podrían afectar a la contratación de un seguro. Ya sea una enfermedad viral o un trastorno común, el veterinario puede decirte aproximadamente cuántos años de vida le quedan a tu mascota. Asimismo, algunas razas de perros y gatos están más predispuestas a ciertas enfermedades o dolencias que generan gastos frecuentes. ¡Tenlo en cuenta antes de adoptar!

Evalúa las distintas pólizas

Actualmente podemos encontrar numerosas compañías de seguros que ofrecen este tipo de servicios, junto a pólizas de seguro médico. Por eso, es importante que pienses en el tipo de cobertura que necesitas y que elijas la que se adapte mejor a tus necesidades.

Además, siempre debes leer la letra pequeña y las enfermedades que se excluyen, ya que solo así podrás asegurarte de que la enfermedad que te preocupa está incluida en la póliza del seguro de vida de tu mascota. Igualmente, debes asegurarte de que el seguro cubre los gastos específicos que te suponen un mayor problema, como la cremación del animal o los gastos del veterinario derivados de fallecimiento.

Continúa leyendo