¿Se han vuelto más cariñosos los gatos tras la pandemia?

Durante el confinamiento, los gatos pasaron más tiempo con sus dueños.

gato
iStock.

Para muchos, sus mascotas se han convertido en un compañero fiel durante la pandemia. Ahora, a medida que poco a poco regresamos a la normalidad, se ha publicado una investigación que examina si la salud mental de los propietarios ha afectado al bienestar de las mascotas.

El estudio, dirigido por investigadores de las universidades de York y Lincoln en Reino Unido ha investigado los cambios en el bienestar y el comportamiento de los animales de compañía. La investigación analizó la asociación entre estos cambios y las variaciones en la vida diaria, el comportamiento y la salud mental de sus dueños.

Más cariñosos

Un hallazgo inesperado fue que una gran cantidad de dueños de gatos informaron que su mascota se mostró mucho más cariñosa durante el confinamiento en comparación con los dueños de otras mascotas.

Asimismo, los participantes también evidenciaron cambios más positivos en los gatos (en comparación con los perros).

El profesor Daniel Mills, especialista en comportamiento animal de la Universidad de Lincoln, explicó que durante el confinamiento, los cambios experimentados por nuestras mascotas incluyeron tener a sus dueños alrededor durante más tiempo debido al teletrabajo o las alteraciones en la rutina diaria.

gato cariñoso
iStock.

Cambios en el bienestar de las mascotas

Durante el confinamiento, el equipo de investigadores llevó a cabo una encuesta para estudiar la salud mental, los vínculos entre seres humanos y animales y los cambios en el bienestar y el comportamiento de los animales.

En la encuesta, el 67,3% de los propietarios de mascotas evidenciaron cambios en el comportamiento de sus animales durante la primera fase del confinamiento. 

"Nuestros hallazgos indican que una salud mental deficiente puede aumentar la atención que se presta al animal de compañía, y el compromiso empático puede aumentar la notificación de cualquier cambio, tanto positivo como negativo, en el bienestar y el comportamiento de los animales", matizó la investigadora Emily Shoesmith, de la Universidad de York.

Por otro lado, entre el 10% y el 15% de todos los propietarios informaron que su animal parecía ser más enérgico y juguetón, mientras que otro 30% indicó que su mascota estaba más relajada.

"El estado de salud mental del propietario tiene un efecto claro en el bienestar y el comportamiento de los animales de compañía, y es claramente algo que debemos tener en cuenta cuando buscamos hacer lo mejor para los animales que cuidamos", argumentó el investigador.

 

Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo