Razas de perros: azawakh, el galgo de una tribu africana

El azawakh o galgo africano es un perro elegante que puede llegar a correr a 40 km/hora. Si quieres conocer esta raza que llega del mismísimo desierto del Sahara sigue leyendo.

El azawakh es un galgo de origen africano creado por la tribu nómada tuareg como perro de caza, perro guardián y perro de compañía. Exactamente esta tribu lo originó en la cuenca media del Níger (Mali), concretamente en el valle del Azawakh. Esta raza de perro servía a la tribu, por un lado para cazar y por otro como perro guardián para avisar si venían extraños y cuidar al grupo. Sus creadores eran muy recelosos y no quisieron “compartir” sus ejemplares con el mundo pero en los 70 un científico de Yugoslavia, el doctor Pecar, consiguió un par y así esta raza de perros se extendió por el resto del mundo.

En Estados Unidos y Europa los azawakh han servido en la caza, como perro protector y finalmente animal de compañía.

Carácter

El azawakh es un perro tranquilo que ha heredado de sus primeros padres el instinto de proteger a su familia y su hogar. Por lo tanto es muy leal a su humano aunque desconfiado con los desconocidos, le cuesta “abrirse” a ellos. Aunque esté muy unido a su manada humana es un animal independiente.

Aspecto físico

La estatura de los machos ronda entre los 64 cm y los 74 cm y en hembras entre 60 cm y 70 cm. Lo curioso de este animal es que es más alto que largo debido a sus largas patas, por lo tanto su cuerpo forma un rectángulo con más altura que longitud.

Su peso es mayor en ellos, comprendido entre los 20 kg y 25 kg. Ellas suelen pesar entre los 15 kg y 20 kg

Como todo galgo, tienen la piel fina, que deja percibir la musculatura del perro.

Su cara es fina y cincelada, con una nariz muy prominente que le sirve para rastrear en la caza.

Su pelo es corto y suave, con un color que puede comprender toda la tonalidad de marrones desde arena claro hasta leonado oscuro.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo