Que razas de perro son las más maltratadas

En los últimos años hemos avanzado mucho en protección animal, pero España sigue teniendo una tasa de maltrato muy elevada, a diario vemos casos en los medios de comunicación o en redes sociales, muchos de ellos terribles y crueles.

Que se considera maltrato animal

Es importante entender que maltratar no solo es golpear o hacer daño físico a un animal, también lo es, por ejemplo, mantenerlos en instalaciones inadecuadas donde carecen de higiene, sin apenas comida y agua, sin un lugar donde refugiarse de las inclemencias del tiempo y sin cuidados veterinarios, atados permanentemente a una cadena tan corta que apenas se pueden tumbar. Ese trato ya se refleja en las legislaciones de protección animal como “maltrato psicológico”.

Maltrato animal y violencia interpersonal

El maltrato animal puede ser un patrón que puede ayudar a detectar y prevenir otro tipo de violencia hacia las personas como violencia de género, violencia infantil o agresiones sexuales, entre otros. Si alguien está dañando a un animal, hay grandes probabilidades de que esté haciendo lo mismo con un ser humano.

Que razas de perro son las más maltratadas

El maltrato existe en cualquier raza y sus cruces, pero no podemos obviar que algunas de ellas están predeterminadas a malvivir toda su vida y a sufrir abusos crueles, llegando a morir, nos vamos a centras en tres.

  1. Perros utilizados para la caza

    La mayoría de los perros utilizados para la caza sufren un infierno malviviendo en instalaciones insalubres donde no cubren las más mínimas condiciones higiénico sanitarias, zulos en los que no ven la luz del día y tienen ventilación a través de pequeños agujeros en las paredes, un claro maltrato psicológico, a parte del físico. Cuando se rescatan perros de caza suelen estar aterrorizados, incluso deben ser capturados con jaula trampa por el terrible temor al ser humano. 

    En el caso de los galgos, su duración en la actividad de la caza es entre uno y dos años, después son desechados, teniendo ya nuevos cachorros para su entrenamiento. No es una leyenda negra que se matan, se abandonan o se dejan en perreras donde les espera la inyección letal. Los que tienen la suerte de ser rescatados por protectoras son los que podrán tener una segunda oportunidad y vivir cómodamente en una familia de adopción.

  2. Perros utilizados para peleas

    Las peleas de perros siguen existiendo en España a pesar de ser ilegales y de extrema crueldad, se contemplan como delito en el artículo 337 del Código Penal y prohibidas en las leyes de protección animal de las Comunidades Autónomas. Es una actividad que mueve mucho dinero, existen competiciones a nivel mundial. Los perros deben ser entrenados psicológica y físicamente para desarrollar su agresividad, se inician a los tres meses. Es lo que se llama Sparring, se utilizan otros perros, en su mayoría robados, que terminan muriendo cruelmente destrozados por las heridas.

    Para los organizadores, estos “luchadores” solo son meros utensilios para ganar dinero y cuando dejan de ser productivos se les mata, dejando paso a otra “máquina de matar”.

  3. Perros utilizados en experimentación

    La experimentación con animales es legal, algunas de las prácticas son crueles y a menudo innecesarias ya que existen métodos alternativos, pero que no se utilizan por resultar más costosos. En los laboratorios existen comités éticos que tienen la obligación de velar por el cumplimiento de la legislación. Aunque como hemos podido ver en el caso de VIVOTECNÍA, existen fallos y no siempre garantizan el bienestar de los animales permitiendo prácticas crueles y prohibidas.

El Real Decreto 53/2013, de 1 de febrero, por el que se establecen las normas básicas aplicables para la protección de los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, incluyendo la docencia, tiene como objeto las normas aplicables para la protección de los animales utilizados, criados o suministrados con fines de experimentación y otros fines científicos, incluyendo la educación y docencia, en particular que:

  1. El número de animales utilizados en los procedimientos se reduzca al mínimo, aplicando en lo posible métodos alternativos.
  2. No se les cause innecesariamente dolor, sufrimiento, angustia o daño duradero.
  3. Se evite toda duplicación inútil de procedimientos; y que a los animales utilizados, criados o suministrados se les concedan los cuidados adecuados.
Perro maltratado
Perro maltratado

Los Beagles son los perros más utilizados en los centros de experimentación, existen criaderos de esta raza que proporcionan cachorros a los laboratorios. En la mayoría de los experimentos, para completar el estudio, los animales tienen que ser sacrificados ya que es necesario examinar sus órganos y tejidos. Hay circunstancias en las que, tras una revisión veterinaria, se establece que los animales pueden ser reutilizados en futuras investigaciones, siendo una crueldad para ellos.

Cabe resaltar, que muchos científicos están en contra de la experimentación animal, La asociación alemana Ärzte gegen Tierversuche (Médicos Contra la Experimentación Animal) alerta al respecto: “La experimentación animal no ayuda a los humanos enfermos, sólo es valiosa para los experimentadores que satisfacen su curiosidad y basan en ella sus carreras científicas”. Pero otra ciencia es posible

Matilde Cubillo

Matilde Cubillo (Justicia Animal)

Presidenta de Justicia Animal, Presidenta de la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid, miembro del Foro de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Madrid, miembro del Consejo Asesor de Protección Animal de la Comunidad de Madrid.

Continúa leyendo