¿Qué pasa si abandonas a tu perro?

El abandono de un perro es un delito recogido por el Código Penal. Además, este acto deleznable, puede poner en riesgo la seguridad de animales y personas.

Cada año, miles de animales son abandonados. Según el último estudio de la Fundación Affinity, unos 136.000 perros fueron abandonados en 2020, pero debemos considerar que la cifra se basa en una pequeña muestra de 387 refugios de los miles que existen en nuestro país. Desgraciadamente, no existen datos oficiales que arrojarían una cifra mucho más abrumadora.

Debemos considerar también como “abandono” el que se produce por omisión de los deberes de asistencia para el sustento del animal. Por tanto, un animal abandonado es el que se deja en la calle como al que se le dejan de prestar los cuidados necesarios para su sustento.

Y, aunque el animal no porte el microchip obligatorio, actualmente se ha conseguido dar con algunos repugnantes “abandonadores” gracias al testimonio de vecinos o conocidos, pruebas de ADN y otras investigaciones realizadas por la Policía y Guardia Civil.

Es un acto cruel

Cuando tomamos la decisión de incorporar un animal de compañía a nuestra familia, adquirimos voluntariamente el compromiso de ser responsables de su salud y bienestar hasta el final de su vida. También somos responsables de “las vidas” que nuestros animales generen. Las camadas indeseadas suponen el 15% de los animales abandonadas.

Un animal abandonado siente miedo, estrés, frustración y desconcierto. Además, ponemos en riesgo su vida al estarle exponiendo ante un número incalculable de riesgos: vehículos, climatología, accidentes, peleas con otros animales, infecciones, muerte por deshidratación o inanición…

Es un acto indiscutible de maltrato animal, sin excusas. Aunque lo dejes atado o en una cajita al lado de una protectora: el animal puede huir, ser atacado por otros animales o personas, sufrir un golpe de calor o hipotermia, estrangularse con la correa…

Es un delito penal

El Artículo 337 del Código Penal indica que "El que abandone a un animal de los mencionados en el apartado 1 del artículo anterior en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses" y “El juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.”

Es una infracción administrativa

Cada comunidad autónoma tiene una normativa sobre tenencia y protección de los animales de compañía en la que, lógicamente, están incluidos los perros. Aquí encontramos que, el abandono de animales, se considera una infracción desde leve a muy grave, con multas de hasta 45.000€, dependiendo de lo proteccionista que sea la Ley en cada autonomía.

Salud pública

Aunque un animal abandonado en la vía pública, es responsabilidad del ayuntamiento correspondiente y, por tanto, debería actuar para recogerlo y albergarlo, la realidad es que muchos perros abandonados acaban encontrando en la calle su hogar por la inoperancia de las administraciones públicas…

Los perros que “vagabundean”, tienen una salud más vulnerable y no cuentan con un control sanitario:

  • Al no contar con una pauta antiparasitaria, podrán ser atacados sin condescendencia por parásitos externos.
  • La no-desparasitación interna unido a que tendrán que buscar alimento de cualquier residuo u otros animales salvajes o urbanos, les hace potenciales albergadores de parásitos internos.
  • Tampoco disfrutan de una pauta de vacunación, lo que les hace potenciales portadores y receptores de diferentes enfermedades.

Todo este descontrol sanitario puede suponer un paso atrás en el control de enfermedades, que pueden llegar también a afectar al ser humano, y que tenemos erradicadas desde hace décadas gracias a la prevención veterinaria. Solo basta con echar un vistazo a las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, donde se han declarado algunos focos de rabia en perros callejeros.

No olvidemos que un perro abandonado sigue siendo un animal DOMÉSTICO. Por lo que su dependencia del ser humano, aunque esté en la calle o sea poco, le hará seguir estrechamente relacionado con nuestros entornos para buscar refugio o alimento.

Así que su estado de salud está ligado estrechamente al nuestro.

Beatriz Ramos

Beatriz Ramos

Especialista en comunicación digital del sector del animal de compañía, veterinaria y One- Health. Es productora y realizadora de ''Como el Perro y el Gato'' de Onda Cero. También es directora del podcast ''No Solo Perros y Gatos''. Además, es gerente de la Fundación Mascoteros. ATV y co-propietaria de Centros Veterinarios Mascoteros.

Continúa leyendo