Vídeo de la semana

¿Qué hacer si tu perro o gato se pelea con otro animal?

Si puedes, coloca una barrera entre los animales, como un pedazo de cartón, una silla o incluso una mochila.

perros
Pixabay.

La mayoría de las mascotas son pacíficas y amigables. Sin embargo, si tu mascota se pelea con otro animal podría llegar a lesionarse o incluso morir (según la gravedad del ataque). Por este motivo, es fundamental que aprendas a ponerle fin a una pelea de forma segura, evaluando las lesiones así como la necesidad de acudir a un veterinario.

Ten en cuenta tu propia seguridad

Siempre que haya una pelea entre animales (ya sean perros o gatos), las personas deben tener en cuenta su seguridad. Analiza la situación e intenta ponerle fin a la pelea sin lastimarte. Si alguno de los animales tiene correa, sujétala y trata de separarlos. No sujetes el collar, ya que podría llegar a morderte debido al nerviosismo.

Si puedes, coloca una barrera entre los animales, como un pedazo de cartón, una silla o incluso una mochila. Nunca los separes con las manos o brazos.

Trata de distraerlos con ruidos

Puedes gritarles, hacer sonar la bocina de un coche o incluso aplaudir. A veces, un ruido fuerte les asusta lo suficiente como para poder separarlos de manera segura. Además, nunca deberías detener la pelea de forma física, ya que este es el último recurso.

Si, pese a haberlo intentado todo no consigues disuadirlos, puedes sujetar a un perro de las patas traseras y arrastrarlo lejos de la pelea. Debes asegurarte de sujetarlo en la parte inferior de las patas, ya que de lo contrario podrías lesionarlo. Y, si están peleando dos perros, se tendrán que separar a ambos de esta forma al mismo tiempo.

Pixabay.
Pixabay.

 Evalúa la salud de los animales

Una vez que hayas atrapado a tu mascota, deberás envolverla en una tolla, manta o chaqueta y acudir al veterinario más cercano para que lo examinen, especialmente si es un perro de raza pequeña o si todavía es un cachorro. En el caso de los perros grandes, deberás revisarlo detenidamente. Busca mordeduras alrededor del cuello y el vientre, ya que estas podrían poner en riesgo su vida. Si encuentras alguna, deberás ir al veterinario inmediatamente.

Por otro lado, si las heridas son menos graves o no sangran mucho (y no se encuentran en la cara, el cuello o el abdomen) puedes limpiarle con cuidado usando agua tibia, mientras que llamas al veterinario para pedir una cita tan pronto como sea posible.

También te puede interesar:

Continúa leyendo