Qué hacer si tu perro muerde a una persona

En el caso de que tu perro muerda a una persona deber tener muy claro que es tu responsabilidad.

 

No perder la calma, no tengas miedo de que tu perro vaya a sufrir graves consecuencias porque vayan a considerarle “agresivo”, habrá que ver los motivos de ese comportamiento y los motivos que le han llevado a morder a una persona.

Cómo actuar de manera inmediata

Lo primero es controlar al perro, atarlo de la correa si estaba suelto, ponerle el bozal, si lo llevamos, meterlo en el coche etc… Inmediatamente después se atiende a la persona herida, bien se la traslada a un centro médico si la herida no es de gravedad o bien llamando al 112 para que acuda una ambulancia. Aunque el perro solo haya marcado y no haya herida abierta y la persona no vea necesario acudir a un médico, es importante pedir el contacto para poder llamar y verificar que todo está bien en los días posteriores.  Nunca hay que irse del lugar sin socorrer a la persona herida, por leve que sea.

¿Qué responsabilidad tengo?

Eres el responsable de todos los daños que ocasione tu perro tantos a personas como a cosas.

Prácticamente en todas las leyes de protección animal de las distintas comunidades autónomas se obliga a tener contratado un seguro de responsabilidad civil en caso de que nuestro perro muerda a una persona o dañe cosas. Muchos seguros del hogar ofrecen esa cobertura, debes hablar con ellos para recibir toda la información. En caso de no ser así, hay multitud de opciones con aseguradoras con las que puedes contratar el servicio.  Siempre teniendo en cuenta que sí es un Perro Potencialmente Peligro, el Real decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, indica en su Artículo 3.

Licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
e) Acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior a ciento veinte mil euros (120.000 euros).

Dependiendo de la gravedad de la herida, la persona puede presentar una denuncia penal y reclamar una indemnización por los daños accidentales. En cualquier caso, estos seguros suelen cubrir los gastos médicos, psicológicos y la cantidad de dinero con la que indemnizar.

Observación antirrabica

En España no hay rabia gracias a la prevención de la vacunación a nuestros animales. Lleva libre de la enfermedad desde el año 1978 a excepción de un solo caso importado de Marruecos en el 2013. Es importante conocer que esta enfermedad es una zoonosis: enfermedad que transmiten los animales a los seres humanos, y es potencialmente mortal. La vacuna de la rabia es obligatoria en nuestro país para todos los perros, a excepción de cuatro Comunidades Autónomas:  Asturias, Cataluña, País Vasco y Gálica, a pesar de que los veterinarios vienen exigiendo la importancia de que sea obligatoria por un claro riesgo de salud pública.

Ante la mordedura de un perro, los servicios médicos tienen la obligación de notificar los hechos a la autoridad competente, cada Comunidad Autónoma tiene sus protocolos, para que se inicie la observación antirrábica del animal.

Cuando se produce una mordedura, el perro debe pasar a una cuarentena, en este caso, de 14 días, aunque esté vacunado de la rabia. Si en ese plazo el animal no ha mostrado ningún síntoma de la enfermedad, será dado de alta. Durante la observación, un veterinario de la administración hará un seguimiento.

Dependiendo de la gravedad de la herida, podría intervenir la Policía o Guardia Civil, que llevará a cabo una investigación para esclarecer los hechos ocurridos y te pedirán toda la documentación del perro, comprobarán si está vacunado de la rabia. 

En algunos casos, dependiendo de la Comunidad Autónoma, se permite que el perro pase esa cuarentena en el domicilio, siempre y cuando el perro no muestre signos evidentes de agresividad y pueda ser un peligro para la propia familia. En otros casos, el animal será traslado obligatoriamente a un centro municipal o centro concertado para su cuarentena.

¿Pueden sacrificar a mi perro?

No, no pueden sacrificar a tu perro por morder a una persona. Cuando un perro agrede no siempre es porque es agresivo. Sin embargo, es importante conocer los motivos que lo han llevado a esa agresión, sobre todo si es la primera vez y nunca ha mostrado ningún signo de agresividad. Debes consultar a un buen profesional del comportamiento animal, quien deberá determinar porque tu perro ha tenido ese comportamiento. Existen varios factores, por miedo, por celos o por territorialidad, entre otros. Te dará pautas a seguir para que no vuelva a tener ese comportamiento, y sin duda, deberás llevar a tu perro con bozal cuando estés en zona transitada como medida de precaución hasta que el profesional te lo recomiende.

Matilde Cubillo

Matilde Cubillo (Justicia Animal)

Presidenta de Justicia Animal, Presidenta de la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid, miembro del Foro de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Madrid, miembro del Consejo Asesor de Protección Animal de la Comunidad de Madrid.

Continúa leyendo