¿Qué es la adopción conjunta? Dos mejor que uno

Cuando hemos tomado la decisión de adoptar, siempre que nuestra economía, espacio y tiempo lo permita, en ocasiones hacerlo por partida doble puede ser la mejor decisión.


¡Enhorabuena! Si estás leyendo este artículo es porque, seguramente, estés pensando en adoptar un animal. Ante todo, agradecerte por abrir las puertas de tu casa y tu familia a un animal sin hogar. Pero también puede que te estés planteando o te hayan propuesto desde la entidad de protección animal una adopción conjunta, es decir, la adopción de dos compañeros peludos.

Hay muchos aspectos por los que podemos tomar la decisión de adoptar dos animales en vez de uno. Pero debemos tener en cuenta primero algunas cuestiones:

  • ¿Tenemos el dinero suficiente para mantenerlos?
    En primer lugar, debemos valorar si económicamente podemos afrontar el coste que supondrá tener ya no solo un animal, si no dos. 
    Es obvio que dos animales es el doble de gasto en alimentación, en vacunas, en desparasitaciones, seguro… ¡Y en veterinarios! Porque algunas enfermedades infecciosas, tal y como nos ocurre a las personas, pasarán por todos los miembros de la “unidad familiar peluda” (conjuntivitis, gastritis, faringitis…)
  • ¿Disponemos de tiempo (y energía) para atender a dos animales?
    La tenencia responsable de un animal no solo es una cuestión de dinero, también de tiempo. Debemos dedicarles momentos para su higiene, educación, sociabilización con otros animales y personas… Y con dos, no solo es una cuestión de “reservar” el doble de minutos a estas actividades, también de ganas y paciencia.
    Por ejemplo, es muy común pensar “ya que paseo un perro, me da igual pasear dos”. Una vez más, tendemos a idealizar la relación con nuestros animales de compañía. Ese paseo “de anuncio” se puede convertir en una actividad no tan reconfortante como imaginábamos: no tienes ojos para vigilar ambos perros si los sueltas (olvídate si crees que van a ir juntos siempre), la interacción con otros perros puede ser más complicada por la protección de “su manada” sin una correcta socialización …

  • ¿Viven ya otros animales en el hogar?
    Antes de incorporar un nuevo animal a la familia, si ya tenemos otros animales en la familia, debemos valorar si el que ya el ya residente miembro peludo tolerará la nueva incorporación. Si, además, se trata de una “pareja” la consideración tendrá que ser más “sesuda”.
    Si, por ejemplo, tenemos un gato que nunca ha convivido con perros y desconocemos cómo puede ser su relación con ellos, el estrés que puede llegar a sufrir si, de repente, tiene que compartir SU hogar con dos cachorros puede afectar a su bienestar físico y emocional.

¿Cuándo es mejor adoptar dos?

Parece que la idea de este artículo es la disuadir al lector de adoptar dos animales simultáneamente, pero nada más lejos de la realidad. El paso de incorporar un SER VIVO a nuestras vidas es una responsabilidad de POR VIDA y nuestro deber es precisamente la de no idealizarlo y plantear la realidad tal y como es.

Por eso, si tu lectura has llegado hasta aquí, es porque estás dispuesto a afrontar todas las cuestiones anteriormente planteadas.

Hay algunas circunstancias por las que, una adopción conjunta, es una excelente decisión:

  • Animales de la misma edad: dos animales que compartan la misma etapa de la vida y energía tienen más posibilidades de convertirse en grandes compañeros: dos cachorros de gatito de la misma camada o dos perros “abueletes”.
  • Animales inseparables: hay algunos animales que han vivido juntos previamente a acabar en una entidad de protección (incautaciones, por el fallecimiento de su propietario…) o que han creado un vínculo muy fuerte mientras esperaban un hogar. En estos casos, desde los centros de adopción, siempre se intenta que ambos animales sean adoptados conjuntamente por el bienestar emocional de ambos, aunque sepan que esto complica mucho más su búsqueda de un hogar.

Cuando adoptamos a dos animales, probablemente se conviertan en grandes compañeros de juegos y no se sentirán tan solos cuando estemos fuera de casa. Pero no podemos dejarlo todo “en sus manos”, es importante trabajar la socialización y el vínculo con otros animales y personas para evitar posibles problemas de comportamiento, tal y como lo haríamos si tuviéramos un único animal.

Pero la mayor de sus ventajas es, sin lugar a dudas, que estarás dando la oportunidad de tener una familia a dos animales sin hogar y que tu vida, a cambio, se enriquecerá con el doble de amor, compañía y diversión.

Beatriz Ramos

Beatriz Ramos

Especialista en comunicación digital del sector del animal de compañía, veterinaria y One- Health. Es productora y realizadora de ''Como el Perro y el Gato'' de Onda Cero. También es directora del podcast ''No Solo Perros y Gatos''. Además, es gerente de la Fundación Mascoteros. ATV y co-propietaria de Centros Veterinarios Mascoteros.

Continúa leyendo