¿Puede mi perro comer castañas?

Muchos alimentos que forman parte de nuestra dieta habitual pueden ser tóxicos o peligrosos para nuestras mascotas ¿estarán las castañas entre estos alimentos?

El olor a castañas asadas en las calles, es algo común de las fechas otoñales en muchas regiones del hemisferio norte.

Las castañas tienen múltiples beneficios en la dieta de las personas:

  • Aportan minerales como magnesio, potasio, hierro y fósforo.
  • Aportan vitaminas del complejo B y ácido fólico.
  • Fuente de fibra. 

Para los perros, las castañas, pueden ser buenas siempre y cuando se tengan en cuenta una serie de recomendaciones. Especialmente importantes es que si nos pasamos en la dosis pueden ser muy perjudiciales para las mascotas:

  • Quitarles la cáscara y la piel: ya que contienen taninos que son tóxicos para nuestros perros.
  • Darles una dosis muy pequeña y de forma ocasional: algunas sustancias presentes en las castañas también dañan a las mascotas si se ingieren en cantidades superiores a lo tolerado. 
  • No desbalancear su dieta diaria: los “extras” nunca deben ser más de un 10% de la dieta diaria de nuestra mascota. Por ejemplo, si tu perro pesa entre 15 y 20 kilos y come unos 200 gramos de pienso al día, los “extras” no deberían superar los 20 gramos. Esto es un máximo de dos castañas al día. Suponiendo, que no le hayamos dado ningún “extra” adicional.
  • Supervisa su ingesta y trocearlas: Dependiendo de la edad y raza de tu perro puede tener más dificultades en masticar adecuadamente el fruto. Supervisa y si es necesario puedes trocearlas y usarlas como pequeño snack o recompensa.

¿Cuántas castañas le puedo dar a mi perro al día?

Tal y como hemos mencionado, el porcentaje de “extras” o premios al día para tu mascota, no debería superar el 10% de la cantidad diaria de su alimento. 

Esto quiere decir que un perro de 20 kilos podría comer un máximo de dos castañas y media al día. Pero ojo, si le doy otro “extra” adicional, esta cantidad se reduce. Podría darle por ejemplo, una galleta especial para perros y una castaña al día.

Esta cantidad, puede parecer, a priori, pequeña. Pero, ten en cuenta que, todo alimento en grandes dosis puede resultar indigesto. En las personas, lo recomendable es ingerir un puñado de castañas al día si no queremos terminar con empacho o malestar digestivo. Por lo tanto, si nuestros perros son más pequeños de tamaño que nosotros, es normal que las cantidades óptimas sean menores.

¿Qué frutos secos se le puede dar a un perro?

Los frutos secos, contienen sustancias nocivas para nuestras mascotas. En su mayoría actúan como antinutrientes, al impedir la absorción de minerales y vitaminas o impedir la biodisponibilidad de nutrientes esenciales para la mascota, ya que dificultan la digestión de proteínas, grasas e hidratos de carbono.

  • Taninos: son los responsables del sabor amargo de ciertos frutos secos. Las castañas contienen taninos, principalmente, en la piel. Los taninos también están presentes, por ejemplo, en las bellotas. Se ha comprobado que, los taninos, interfieren en la absorción de algunas vitaminas, además de imposibilitar la digestión de las proteínas y producir irritación intestinal.
  • Inhibidores de tripsinas: pueden producir daños severos en el páncreas, dificultando la digestión de proteínas, hidratos de carbono y grasas.
  • Ácido oxálico: el ácido oxálico podría causar daños en el riñón. Las dosis de 1 a 3 gramos al día de ácido oxálico, ya son tóxicas para nuestros perros.
  • Ácido fítico: dificulta la absorción intestinal y la biodisponibilidad de distintos minerales. Puede producir por tanto una carencia de minerales esenciales en nuestra mascota.

¿Qué pasa si un perro come frutos secos?

Como venimos diciendo, si le doy a mi perro uno o dos frutos secos a modo de premio, no pasaría nada. Sin embargo, si me excedo, o si por accidente mi perro come más frutos secos de la cuenta, podrían darse complicaciones.

En casos de sobredosis o intoxicación alimentaria, debemos acudir sin dilación a nuestra clínica veterinaria de confianza. Previamente podemos explorar y observar a nuestra mascota para poder dar la mejor información al veterinario ante la emergencia.

Cómo identificar una intoxicación en mi mascota

  • Nerviosismo y jadeos.
  • Vómitos, diarrea y otro tipo de desórdenes digestivos.
  • Salivación y náuseas.
  • Tambaleos.
  • Deshidratación: sus encías se ven blancas o bebe más agua.
  • Dolor abdominal: boca pastosa, especialmente si le aprieto ligeramente la tripa.
  • Cualquier cambio relevante en el comportamiento.

En resumen, tu perro puede comer castañas, pero en unidades muy contadas. Si sois muchos en la familia o hay riesgo de excederse en la entrega de “extras” de temporada como las castañas, puede ser preferible no añadir estos alimentos a su dieta. De esta manera si nos ceñimos a la  alimentación completa y equilibrada que le proporcionamos normalmente, no correremos riesgos de intoxicación.

Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo