¿Por qué tira mi perro de la correa cuando le paseo?

¿Por qué mi perro tira de la correa?

 

Son muchos los motivos por los que tu perro puede tirar de la correa, por ejemplo:

  • La correa es un límite a sus movimientos: pasear con un límite a sus movimientos no es algo natural y puede resultar abrumador para muchos perros.
  • Dolor: pedirle a un cuadrúpedo que camine a paso de un bípedo puede resultar incluso doloroso.
  • Quiere alejarse de nosotros: los perros tienden a separarse del grupo para hacer sus necesidades y se guían en el paseo por olores que les aportan información sobre su entorno y otros perros. Estos olores pueden estar en puntos donde la correa no llega. Pudiendo existir un objetivo concreto que tu perro quiere alcanzar, y por eso tira de la correa.
  • Aprendizaje: muchos perros en sus primeros paseos, aprenden que, si tiran de la correa, ante objetivos concretos, nosotros les acercamos amablemente a donde quieren llegar. Esto les enseña que para llegar a donde quieren, nos lo tienen que comunicar tirando, o aprenden a tirar para llegar.
  • Por una cuestión emocional: las emociones intensas mal gestionadas, pueden hacer que tu perro tire de la correa. ¿Qué siente un perro cuando está amarrado?
    • Ganas de llegar al parque a jugar con sus amigos cuanto antes.
    • Ansiedad o frustración al no poder dar salida a sus instintos de persecución de presas, por ejemplo, si huele o ve un conejo o un gato.
    • Frustración de no poder saludar otros perros, a otras personas o ponerse a jugar.
    • Miedo y tendencia huir tirando de la correa.
Perro paseando con correa en tensión
Perro paseando con correa en tensión

¿Cómo corregir a un perro que tira de la correa?

Lo primero es equiparse

Cada perro es diferente. Aunque existan un grupo de herramientas y protocolos generales que podemos aprender, debemos atender luego a su aplicación individual. Existen elementos de manejo que no sirven bajo ningún concepto. Estos son todas las herramientas y metodologías que infligen dolor físico o emocional a nuestro perro.

  • Las mejores opciones que sí son lícitas:
    • Collar ancho y acolchado
    • Arnés que permita el movimiento libre.
    • Correa ligera de nylon suave o engomada de 2 metros mínimo
  • Bolitas de un premio o pienso que le guste, pero que no le vuelva tan loco que se olvide de todo lo demás.

 ¿Cómo entrenar a un perro para que camine con correa?

Y una vez equipados, empieza la diversión

La ciencia ha demostrado que un cerebro contengo siempre aprende mejor. Te explico tres ejercicios prácticos divertidos que puedes hacer con tu perro para lograr que deje de tirar de la correa.

3 ejercicios prácticos para que tu perro deje de tirar de la correa

  1. A donde tú quieras, pero con normas: para este ejercicio no necesitas utilizar premios ni comida para tu perro. Simplemente permite que tu perro camine relajado atado de una correa de 2-3 metros y acompáñale a donde quiera ir. Eso sí, hay una única norma, y es, que no ponga tensión en la correa. Si lo hace, te paras inmediatamente y das la vuelta 180º. Es decir, si tira de la correa cambias el sentido de la marcha, de manera que pierde terreno con respecto al lugar donde él quiere ir.
  2. Desconecta del entorno y préstame atención: es importante que cuando salgas con tu perro a pasear y vaya atado de la correa, no te conviertas en un mero “taxista o conductor” que camina detrás al ritmo que infringe tu perro.
    Es importante estrechar los lazos afectivos con nuestro perro cada día, y el paseo es el momento ideal para ello. Sabemos que cuando nos miramos profundamente con nuestro perro, ambos segregamos una hormona responsable de unirnos aún más, la oxitocina. 
    Si durante el paseo, llamas a tu perro por su nombre y no gira la cabeza para mirarte, está claramente en otra cosa.
    Para aumentar el vínculo con tu perro y caminar juntos y no en fila, trata de hacer algún ejercicio práctico y divertido con tu perro durante el paseo. Juega con él, o felicítale socialmente cuando simplemente te preste atención.
    Puedes usar alguna bolita de su pienso, o un premio que no sea demasiado jugoso. No queremos que se olvide del entorno para conectar con el jamón en lugar de contigo.
  1. Aprende a caminar a mi lado: entrenar el ejercicio del “junto” con tu perro puede ser útil para que aprenda a caminar a tu paso. Este ejercicio consiste en enseñar al perro a caminar al lado de nuestra pierna. Consigue que siga un premio que le guste pegado a tu rodilla a la vez que dices la palabra junto. Una vez avances unos pasos en línea recta felicítale y dale el premio.
    Con un poco de práctica diaria, verás como mejora el paseo atado con tu perro.
Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo