¿Por qué tu perro ladra cuando llaman al timbre? (aunque no venga nadie)

Que tu perro ladre cuando llaman al timbre puede ser visto como una ventaja, pues te alerta de que llega alguien, aunque estés distraído o, por ejemplo, escuchando música. Pero también puede convertirse en una molestia, especialmente en las comunidades de vecinos.


Perros a los que les resulta molesto o desconocido

El sonido del timbre puede resultar extraño o molesto para algunos perros, simplemente por no conocerlo y podrían asustarse. Un perro que se asusta puede ladrar. Por esto es importante que habituemos el perro a los ruidos frecuentes de la casa, no solo el timbre, sino otros como el aspirador, puertas de vecinos, ascensores, etc.…Ruidos que deberá ignorar al aprender que no suponen amenaza ninguna o directamente carecen de valor.

Un sonido neutro

Para otros perros el sonido del timbre podría no significar nada desde un principio. Esto parece ideal, pues nuestro perro lo ignoraría. Sin embargo, al ser el timbre un aviso de que llega alguien, nuestra actitud y las consecuencias podrían cambiar esta tendencia y hacer que estos perros también acaben ladrando cada vez que suena el timbre.

¿Y esto por qué ocurre?

Tu perro se sincroniza contigo

Está demostrado que, entre los perros y sus tutores, se produce contagio emocional. Esto es porque los perros, al igual que nosotros, son animales sociales, en los que la sincronía emocional supone una ventaja evolutiva. Imagínate que se produce un incendio y varias personas huyen con miedo hacia la calle; tu al verlas te contagias de esa emoción de pánico y corres hacia la salida, sin necesidad de tener que comprobar el incendio. Gracias a esto, probablemente salvarás la vida.

Esto mismo ocurre con nuestros perros. Tiene la ventaja de permitirnos coordinar los momentos de actividad y descanso. Pero también puede influir en que tu perro esté nervioso simplemente porque tú lo estás.

Cuando suena la alarma antes del incendio

Siguiendo el ejemplo del incendio, ahora imagina que ante de que ocurra suena una alarma. Tras un par de repeticiones aprenderás que cuando suena la alarma toca salir corriendo del edificio.

El “culpable” de que huyas con el sonido de la alarma, es un ruso llamado Paulov. A el debemos la teoría del condicionamiento clásico.

Paulov demostró como se puede condicionar un estímulo neutro, para que produzca una respuesta fisiológica involuntaria, si se presenta junto al estímulo que verdaderamente produce tal respuesta.

¿Por qué tu perro ladra cuando llaman al timbre?
¿Por qué tu perro ladra cuando llaman al timbre?

El perro de Pavlov

Pavlov realizó un experimento donde presentaba comida a un perro a la par que hacia sonar una campana. El perro producía saliva como respuesta a la comida, pues el cuerpo empieza a prepararse para la deglución. Tras una serie de repeticiones, el perro salivaba solo con oír la campana, aunque no se presentará comida. Se había producido entonces una asociación de la campana con la comida, adquiriendo la capacidad de producir la misma respuesta involuntaria en el perro.

Y esto es lo que pasa con el timbre (estimulo neutro) que se asocia a la llegada de una persona, produciendo una respuesta de excitación.

Mi perro ladra incluso cuando suena el timbre en la televisión

La respuesta condicionada es involuntaria y automática. Esto quiere decir, que se ejecuta mediante la vía rápida en el cerebro. La vía emocional hace funcionar el sistema nervioso autónomo y se produce una respuesta en automático. Por eso, tu perro ladra sin pensar ni procesar cuando escucha el timbre en la televisión.

¿Puedo conseguir que mi perro deje de ladrar cuando suena el timbre?

Con paciencia y un poco de orden, se puede.

Lo primero que debemos hacer es romper el automatismo, esto es cortar la respuesta involuntaria que produce el timbre. Haremos esto haciéndolo sonar fuera de contexto, por ejemplo, en mitad del paseo o el campo. Las primeras veces mi perro ladrará, pero pronto se dará cuanta de que algo no cuadra y la vía emocional dará paso a la cognición.

Es en este momento cuando podremos construir una conducta alternativa al ladrido de alerta, como por ejemplo ir a su colchoneta y sentarse para ganar un premio.

Referencias:

Pavlov, I. P., & Gantt, W. 1928. Lectures on conditioned reflexes: Twenty-five years of objective study of the higher nervous activity (behaviour) of animals.

Timberlake, W. 1994. Behavior systems, associationism, and Pavlovian conditioning. Psychonomic Bulletin & Review1(4), 405-420.

 

Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo