¿Por qué se le cae el pelo a mi gato?

¿Has visto zonas con menos densidad o calvas de pelo en tu gato? ¿Notas que hay más cantidad de pelos en casa? Hay momentos en los que esta caída puede ser normal, pero… ¿y si no lo es?

 

Cuando hablamos de caída de pelo, debemos diferenciar entre varias situaciones. La alopecia es la pérdida total de pelo en una zona (o generalizada). Cuando hablamos de  hipotricosis nos referimos a una menor densidad de pelo. Por otro lado, está la muda normal, que es el cambio natural del pelo junto a su regeneración.

La muda es el recambio natural del pelo muerto de nuestro gato por uno nuevo. Esta muda varía en función de la temperatura y la época del año. Esta muda generalmente es más copiosa en primavera y otoño, debido a la necesidad durante estas estaciones de un cambio de capa debido a las diferentes temperaturas.

Hoy en día, en gatos caseros, la muda no suele ser tan drástica en estas estaciones, sino que debido a la temperatura constante que solemos tener en las casas debido a las calefacciones suele ser más estable durante el año, con algunos picos en primavera y otoño.

Por este motivo, si vemos una muda excesiva deberemos descartar si nuestro gato se está acicalando de forma correcta, aumentar el cepillado y descartar alguna causa por la que no se esté acicalando de forma adecuada.

Alguna de las causas de este pobre acicalamiento pueden ser por ejemplo:

  • La obesidad que no le permita llegar determinadas zonas
  • Dolores articulares, que le impidan moverse y colocarse en esas posturas tan características que tiene para llegar a zonas insospechadas para acicalarse.
  • Dolor en la boca, con lo que eviten utilizarla para algo más que alimentarse.
  • Malestar general, que haga que el gato cambie sus comportamientos naturales. De hecho, uno de los signos que debe hacernos sospechar que nuestro gato tiene algún problema es precisamente la ausencia de acicalamiento.

Alopecia y lamido excesivo

Las situaciones de alopecia o hipotricosis pueden ser debidas a caída del pelo o por lamido excesivo. Los gatos tienen espículas en la lengua. Estas espículas provocarán un efecto cortante en el pelo al pasar la lengua por encima, pudiendo provocar roturas del pelo. Estas roturas podemos verlas como zonas con menos densidad de pelo, o incluso zonas desprovistas de pelo, al cortar los pelos a ras de la piel.

Este lamido excesivo puede ser debido a varias situaciones como puede ser

  • En casos como alteraciones digestivas o urinarias que producen dolor, podemos observar zonas con menos densidad de pelo en el abdomen. Los gatos se lamen esas zonas para intentar mitigar el dolor que sienten.
  • Igual que las personas se rascan cuando hay alguna zona que le produce picor. Los gatos pueden rascarse, pero también utilizan el lamido para producir ese efecto de rascado. Este picor puede ser debido por ejemplo a parásitos (ácaros, pulgas, por ejemplo), a alergias (alimentarias o ambientales)
  • Alteraciones de comportamiento, como puede ser la alopecia psicógena. En este caso, el lamido por acicalamiento excesivo es debido a una alteración comportamental de base. Es importante tener en cuenta que, en este caso, el diagnóstico es por exclusión. Descartando el resto de patologías que producen una alopecia, los veterinarios podremos diagnosticar esta condición específica del gato.

Para poder diferenciar si el pelo se está cayendo por si solo o si es a consecuencia de un lamido excesivo del gato, es necesario que los veterinarios hagamos una prueba llamada tricograma, que consiste en extraer de raíz pelos de la zona afectada. Aunque pueda parecer dolorosa, cogemos unos pocos pelos sin producir ningún tipo de dolor al gato.

Esta prueba, entre otras cosas, detecta si las puntas del pelo están cortadas, lo que nos indica un lamido por parte del gato. Si, por el contrario, las puntas están intactas significará que efectivamente el pelo se cae por si solo.

Además, esta prueba nos permite ver, en qué momento se encuentran las raíces de los pelos. Esto nos sirve a los veterinarios para orientar el problema de la caída de pelo en un sentido u otro.

¿Cuánto tiempo tardará en crecer el pelo de nuevo?

Una vez tratada y resuelta la condición en concreto, el tiempo medio para que el pelo vuelva a mostrarse lustroso variará entre 1 y 3 meses. Este tiempo variará en función de la longitud del pelo, la nutrición, la edad, la condición corporal, la estación del año, el estrés, etc. Siempre y cuando se haya resuelto el problema de base de la caída de pelo o lamido excesivo.

Así que, deberemos tener un poco de paciencia una vez solucionado el problema para volver a ver a nuestro gato lustroso como antes.

Referencias

NEGOIŢĂ, C., et al. Trichogram-A Handle And Valuable Tool In Dermatology Practice. Scientific Works. Series C. Veterinary Medicine. Vol. LXVII (2), 2021

Amat, M., et al 2016. Stress in owned cats: behavioural changes and welfare implications. Journal of Feline Medicine and Surgery, 18(8), 577-586.

Ana Anglada

Ana Anglada

Veterinaria clínica y empresaria en Anaga Centro Veterinario desde 2007. Consultora de gestión y marketing para clínicas veterinarias. Certificada europea en Medicina Felina por la ESVPS. Diplomada “con distinción” en Advanced Certificate in Feline Behaviour. Miembro de GEMFE y de la ISFM. (International Society of Feline Medicine). Miembro del comité científico de AMVAC. Tesorera de AMVAC. Consultora Digital Certificada. Business Marketing Strategist avalada por Florida Global University. Copywriter certificada por la Escuela de Copywriting de Maïder Tomasena avalada por Florida Global University. Mentora de Veterinarios y creadora del Instituto Felino donde imparte formación a veterinarios. Conferencista internacional habiendo formado a más de 1000 veterinarios en España y Latinoamérica. Docente del posgrado de Gestión y Marketing para Veterinarios de Vetesweb. Autora de artículos científicos y de gestión, y colaboradora del libro “Manual práctico para la gestión de centros veterinarios” Autora del libro “Del offline al online. Cómo digitalizar mi clínica veterinaria” 2021 Multimédica Ediciones Veterinarias. Creadora del podcast Business Veterinario. Colaboradora del programa de radio “Como el perro y el gato” de Onda Cero. Creadora del Método SlowVet.

Continúa leyendo