¿Por qué mi perro corre eufórico de repente cada noche en casa?

¿Alguna vez has visto a tu perro correr como loco, en una súbita explosión de energía o felicidad? El nombre formal de este ataque frenético de actividad es FRAP, de sus siglas en inglés: Frenetic Random Activity Period.

La hora bruja de las mascotas

Muchos tutores de perros reportan que cada tarde-noche sobre las 20-21h, sus perros corren como locos por casa, sin motivo aparente.

Otras cuantas personas comentan que cuando su perro defeca en la calle, inmediatamente sale corriendo a toda velocidad. Y esto, es un poco incómodo cuando te dispones a recoger el excremento con un perro que tira al otro lado de la correa.

Igualmente, muchas familias que conviven con gatos, comentan como estos, se ponen a correr espontáneamente en casa, saltando por los sofás como poseídos.

En ambos animales estos episodios duran unos pocos minutos, tras lo cual, el animal parece relajado.

¿Cómo se llama cuando a mi perro o gato le da un ataque de locura?

Pese a que la mayoría de personas con mascotas o que alguna vez han paseado cerca de un parque de perros, han observado estas explosiones de alegría, lo que no es común, es saber como se llaman y que son exactamente.

Como hemos mencionado al principio de este artículo, el nombre científico de esta explosión de actividad es FRAP (Frenetic Random Activity Period).

Otra forma en que podemos encontrar información sobre los FRAPs es bajo el nombre de “zoomies” o “zooms”. 

Los FRAPs no son exclusivos de perros y gatos, y aparecen en otras mascotas como los conejos. En estos pequeños hervívoros, los FRAPs se conocen con el nombre de “binkies”.

¿Por qué aparecen los FRAPs?

  1. Liberar el exceso de energía: es común ver episodios de carrera frenética en perros que pasan mucho tiempo sin actividad o confinados en casa. 
  2. Pico de alegría desbordada: Ante un motivo de estrés positivo o eustrés agudo, como la aparición de un perro afín en el parque u otro estímulo que le produce, al perro, una gran alegría. 

¿Son malos los FRAPs?

Los FRAPs no son malos en sí mismos. Son una forma de liberar energía o expresar excitación bastante comunes en animales domésticos pero también en mamíferos salvajes, como los elefantes. 

Los FRAPs si pueden resultar peligrosos, sin embargo, si al correr el animal de forma descontrolada tiene un accidente o se lastima. 

Pero, si se dan en un entorno seguro y libre de peligros, lo mejor que podemos hacer es observar el pico de diversión y alegría de nuestro perro. En unos minutos la explosión habrá acabado y el exceso de energía o excitación se habrá disipado.

Importante: diferenciar los FRAPs de las estereotipias

Las estereotipias en animales son conductas compulsivas sin ningún fin adaptativo. Aparecen para que el animal afectado de un gran estrés lo libere y este no se acumule en el organismo. El estrés acumulado se cronifica y puede comprometer seriamente la salud del animal. Cuando se produce un FRAP, lo que se da es un pico de estrés agudo, de origen positivo que sale espontáneamente.

¿Cómo identificar un FRAP?

  • Se dan en círculos: durante un ataque de actividad frenética, los perros se ponen a correr en círculos de menor o mayor diámetro.
  • No hay signos de miedo: el perro corre feliz y su lenguaje corporal no muestra ninguna señal de miedo. No hay pelo erizado, ni ojos con pupilas dilatadas o rabo entre las patas traseras.
  • Secuencia repetida: un FRAP dura pocos minutos o segundos, pero pueden darse varios de forma secuencial.
  • Conduce a la calma: Tras la explosión viene la calma y tu perro queda tranquilo y satisfecho. 

¿Cómo identificar una estereotipia?

Las estereotipias son un trastorno de comportamiento derivado de unos niveles de estrés crónico muy altos. Pueden esconder una causa orgánica, y en es necesaria la intervención de un veterinario, ya que podría ser conveniente la administración de fármacos.

Las estereotipias se manifiestan de forma compulsiva y puede llegar a producir lesiones en el animal, por lo que deben tratarse desde un enfoque clínico y conductual.

Ejemplos de estereotipias:

  • El animal se persigue o muerde el rabo de forma compulsiva.
  • Morderse o agredir una parte del propio cuerpo.
  • Lamidos compulsivos en una parte del cuerpo.
  • Caminar en círculos en un espacio donde se encuentra confinado el animal. Este último es muy habitual observar en animales salvajes encerrados en parques zoológicos.

¿Cómo puedo calmar a mi perro y canalizar el estrés?

En algunas ocasiones, los FRAPs pueden ser peligrosos, por ejemplo, si aparecen cerca de una carretera. O molestos, si aparecen en horarios nocturnos.

Por ello es conveniente revisar que las necesidades de ejercicio físico y mental de nuestro perro o gato estén cubiertas a fin de reducir su aparición.

  • Ejercicio físico: aumenta los paseos con tu perro por entornos enriquecidos de olores relajantes como el campo, ya que la ciudad puede ser muy estresante para ellos.
  • Ejercicio mental: todo lo que tenga que ver con activar su olfato de forma relajada, es positivo. Por ejemplo, utiliza una alfombra olfativa (imagen 1)  para darle su dosis de comida. 

Referencias:

  1. Bays, T. B. (2012). Behavior of small mammals. In Ferrets, Rabbits, and Rodents (pp. 545-556). WB Saunders.
  2. Coda, K. A.et al. 2020. Behavioral effects of cage size and environmental enrichment in New Zealand White rabbits. Journal of the American Association for Laboratory Animal Science, 59(4), 356-364.
También te puede interesar:
Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo