¿Por qué los perros y gatos corren sin razón aparente?

Estas explosiones de energía se denominan periodos de actividad aleatoria frenética (FRAP) y son completamente normales.

perro corriendo
Pixabay.

Tu mascota está descansando tranquilamente en su camita y, en cuestión de segundos, decide ponerse a correr por toda la casa como si no hubiera un mañana. La carrera no suele durar más de varios minutos, aunque parece mucho más cuando la casa está repleta de gente. Además, hay que admitir que se trata de un comportamiento bastante extraño. ¿Por qué algunos perros y gatos corren sin motivo aparente?

Según José Arce, presidente de la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria, es una de las formas en la que se divierten los peludos. Estas explosiones de energía se denominan periodos de actividad aleatoria frenética (FRAP) y son completamente normales. De hecho, esta conducta se observa en muchas especies de animales salvajes y domésticos.

Aunque estas explosiones de energía son completamente aleatorias, algunos desencadenantes son bastante habituales. Por ejemplo, cuando un dueño deja que su cachorro salga de la jaula en la que se encontraba encerrado. Así, el perro podría corretear por la casa para liberar la energía acumulada. De la misma forma, los perros suelen correr de la emoción al ver a sus dueños tras un día de trabajo, o después del baño para liberar los nervios.

En cuanto a los gatos, es más probable que decidan corretear por cada durante la noche o al amanecer, ya que suelen estar más activos durante esas horas. Asimismo, tienden a experimentar estos ataquitos después de acicalarse o utilizar la caja de arena. Igualmente, cuando reciben comida húmeda algunos felinos se ponen tan felices que no pueden evitar correr de un lado a otro por el pasillo o el sofá.

Por otro lado, los felinos suelen correr menos tiempo que los perros. Además, algunos perros de raza grande (como los pastores alemanes) pueden tener más explosiones de energía que los perros de razas pequeñas. Esto se debe a que necesitan liberar energía con más frecuencia, tal como asegura José Arce.

perro corriendo
Pixabay.

Diferencias con el trastorno obsesivo compulsivo

Aunque estos ataques de energía son un comportamiento normal, algunos dueños de mascotas lo malinterpretan y llegan a pensar que el animal está enfermo o estresado. De hecho, este comportamiento puede confundirse con el comportamiento obsesivo compulsivo en los canes. Los perros con este trastorno suelen perseguirse la cola, morder al aire o incluso seguir las sombras. Pero corretear por la casa no es un signo de TOC en los perros.

Por eso, si tienes dudas sobre el comportamiento de tu mascota, lo mejor es que grabes un vídeo y que acudas a tu veterinario de confianza.

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}