Perros y fuegos artificiales: por qué tienen miedo y cómo protegerles

Aísla la casa tanto como sea posible, cerrando las persianas, cortinas y puerta de la habitación.

perro
Pixabay.

La inmensa mayoría de los perros tienen miedo a los fuegos artificiales. De hecho, los fuegos artificiales asustan prácticamente a todas las mascotas, ya sean perros, gatos, roedores o incluso aves. Por este motivo, es fundamental que tomes precauciones para que tu amigo de cuatro patas se sienta seguro y protegido durante los fuegos artificiales. Además, de esta forma le estarás ayudando a controlar su ansiedad ante los fuertes estruendos.

Prepárate con antelación

El fuerte sonido de los fuegos artificiales y las luces brillantes asustan demasiado a las mascotas. Por ello, es fundamental que sepas en qué zona exacta van a lanzar los fuegos artificiales. También deberías comprobar que el microchip de tu perro esté actualizado, ya que si se escapa te resultará mucho más fácil encontrarlo.

Asimismo, si expones a tu mascota a sonidos fuertes con anticipación, es posible que tu perro se acostumbre y que deje de sentir miedo. Podrías reproducir música o sonidos de fuegos artificiales una semana antes del evento en cuestión, ya que así le estarás enseñando que no hay ningún motivo para tener miedo

Aísla la casa tanto como puedas

Tendrás que dejar las luces encendidas en todo momento, ya que esto calmará a tu mascota y hará que se sienta más segura. Igualmente, es importante que aísles la casa tanto como puedas, cerrando las persianas, cortinas y puerta de la habitación. Además, si tu perro está dentro de una jaula (porque acostumbra a utilizarla) deberás cubrirla con una manta gruesa para atenuar los ruidos fuertes.

Igualmente, puedes poner música clásica o relajante para intentar tranquilizarle. Otra opción es dejar encendido el televisor o la radio, ya que son sonidos habituales que podrían calmarle.

Encuentra una habitación alejada de las ventanas

Si puedes, refugia a tu mascota en una habitación sin ventanas, pues así estará mejor aislado de los ruidos externos. Además, tendrá que ser un lugar que puedas cerrar para que tu peludo no corra por toda la casa y, por ende, cree un gran desorden o se lastime.

Por otro lado, si convives con animales de distintas especies (por ejemplo, gatos y perros) lo idóneo es que los confines en habitaciones diferentes.

perro
Pixabay.

Consulta a un veterinario

Si tu mascota tiene un miedo excesivo a los fuegos artificiales y crees que podría lastimarse (o se altera tanto que incluso peligra su vida) lo mejor que puedes hacer es acudir a un veterinario. Visita el veterinario varias semanas antes del evento para que pueda valorar si tu perro necesita o no un tranquilizante.

Y, por supuesto, dale a tu mascota tantos mimos como sea posible, pues no hay nada que tranquilice más a los peludos que las caricias y palabras cariñosas.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo