Matanza de perros en Rusia con motivo del Mundial de fútbol 2018

Miles de personas denuncian matanzas de perros callejeros en Rusia con motivo del Mundial de fútbol 2018. Los canes son envenenados con dardos.

Perros callejeros en el Mundial de Rusia 2018 frente a estadio ruso
Se está produciendo, según autoridades y asociaciones públicas, una purga de estos indefensos animales

Ha comenzado el Mundial de fútbol 2018 en Rusia y el deporte de balón se ha convertido en protagonista absoluto de las conversaciones y el tiempo de ocio de muchísimas personas a lo largo y ancho del planeta. Pero, ¿qué está pasando en las calles rusas? Ocurre que los amables e inteligentes perros que viven en ellas conviviendo con vecinos y turistas en las 11 ciudades rusas que celebran el Mundial, están siendo asesinados.

¿Cómo se ha averiguado?

El primero en dar la voz de alarma de manera pública fue el diputado ruso Vladimir Burmatov, jefe del comité de protección ambiental, que a principios de año informó que se estaban recibiendo miles de denuncias acerca de una matanza perpetrada en las calles rusas contra perros sin hogar. Burmatov señaló a las autoridades regionales como responsables de haber dado órdenes de establecer un operativo para terminar con la vida de cientos y cientos de animales sin hogar. " Hemos recibido muchas peticiones de activistas por los derechos de los animales y ciudadanos solidarios que dicen que se están realizando tiroteos masivos y sometiendo a eutanasia a perros callejeros en varias ciudades anfitrionas de la Copa Mundial", protestó el diputado en el diario Parlamentskaya Gazeta.

Los vecinos de las localidades se han unido para dar parte de todo lo que está ocurriendo, alegando que se está matando a los animales con comida y dardos envenenados. Una tendera rusa llamada Alina ha explicado a El Confidencial que no entiende por qué sus amigos peludos, que llevan más de 10 años acudiendo a la entrada de su tienda para pedirle comida y cariño, no han vuelto a aparecer. Asociaciones ecologistas y vecinales como Open Cages están dando parte de la situación alegando datos como que el gobierno ha contratado a empresas privadas para que exterminen a los animales, dando concretamente a esas empresas la cantidad de 7 dólares por perro. ¿La excusa del Gobierno? Además de negar todo esto y decir que es un simple rumor, alude a que Rusia “debe parecer y ser más amigable para celebrar un acontecimiento de índole mundial y turística”. Esto es una reminiscencia clara de lo que ya pasó en 2014 con los Juegos Olímpicos de Sochi, cuando el Gobierno calificó a los animales de “basura biológica”.

Es necesario denunciar estos actos criminales

Estamos hablando de perros, de animales, de seres vivos, los cuales han sufrido ya en sus carnes el abandono, la lucha y la adaptación a las frías y duras calles, pero, hablamos, en este caso, de unos animales enormemente cariñosos (según los propios vecinos rusos y los turistas), acostumbrados a la gente y, ante todo, animales muy inteligentes que acostumbran a coger el tren para moverse entre localidades, interactuar con la gente y que se han adaptado a temperaturas bajo cero solo por el hecho de su propia supervivencia.

El problema del abandono animal en Rusia es muy destacable. A falta de políticas de esterilización masiva y de control de estos animales (por la negativa del propio Gobierno) se estima que hay unos 2 millones de perros abandonados. Los vecinos instan a que todo esto se podría controlar simplemente con una política de esterilización y control. El parlamentario Vladimir Burmatov, en su intento de hacer público el canicidio, ha informado de que los refugios están en manos de empresas de recolección y eliminación donde están “durmiendo” a los perros de manera masiva, en lugar de estar en manos de expertos en bienestar animal que ayuden a estos animales y mejoren la situación actual.

“Esta gran purga es deleznable”. “Se está matando masivamente a miles de animales inocentes”, se puede leer por cualquier red social.

Llamamiento a las estrellas del Mundial para que se actúe

Las asociaciones que están luchando para frenar el canicidio han realizado un comunicado dirigido a la FIFA pidiéndole que, ante la pasividad del gobierno ruso, haga algo para frenar la masacre. Hay que tener en cuenta que en estos partidos juegan líderes mundiales de opinión, con millones de seguidores como Messi o Cristiano Ronaldo, los cuales no dudan en colgar alguna foto en sus redes sociales disfrutando con sus mascotas. Con que únicamente alguno de estos deportistas mostraran o alertaran sobre lo que está ocurriendo, la opinión global sabría lo que está pasando al margen del fútbol. Igualmente, en ese mismo comunicado se ha hablado de la necesidad de insertar en el país una cláusula de bienestar animal, inexistente en Rusia. 

No son basura, no son seres que se puedan recolectar y purgar, son seres vivos que solo buscan refugio, cariño y alimento. Que no tienen culpa de vivir en las calles, que no tienen culpa de haber sufrido el abandono y que están indefensos frente a políticas como esta en las que se han invertido 7,7 millones de rublos (que podrían haber ido perfectamente a parar a un centro de acondicionamiento y una campaña de castración). Son, en conclusión, víctimas mudas e indefensas en manos de la codicia y la propia imagen de un Gobierno que niega lo que ocurre mientras sus propios vecinos ven cómo sus queridos amigos no vuelven a sus lugares en busca de cariño, amor y hogar.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable.

Continúa leyendo