Los gatos pueden contraer COVID 19 al dormir en la cama de sus dueños

Tal como señalan los científicos, los gatos que pasan más tiempo con sus dueños presentan un mayor riesgo de infección.

gato en la cama
iStock.

Una investigación presentada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) sugiere que las personas con COVID-19 se lo trasmiten a sus mascotas con bastante frecuencia. Además, los gatos que duermen en la cama de sus dueños podrían tener más riesgo de contagiarse. 

Diversos estudios anteriores han evidenciado que los gatos y los perros pueden contraer COVID-19 de sus dueños, pero no estaba claro si eran muy susceptibles. Así, tal como indican los investigadores, responder a estas preguntas es importante tanto desde el punto de vista de la salud pública como de la salud de las mascotas.

Desarrollo del estudio

Para descubrirlo, los científicos estudiaron a gatos y perros de personas que habían tenido COVID-19. Los animales , 48 gatos y 54 perros de 77 hogares distintos, fueron evaluados para detectar anticuerpos contra COVID-19. 

Se encuestó a sus dueños sobre cómo interactuaban con sus mascota, (incluso si las acariciaban y besaban) o si les permitían dormir en la cama. También se les preguntó si permitían que su mascota los besara en la cara y cuánto tiempo pasaban con su mascota cada día.

Igualmente, los investigadores estudiaron a 75 perros y gatos que vivían en un refugio de animales y a 75 gatos callejeros que habían sido atendidos en una clínica veterinaria para detectar anticuerpos.

gato dormido
iStock.

Resultados

El 67% de los gatos y el 43 % de los perros que vivían dentro de un hogar dieron positivo en anticuerpos, lo que demuestra que habían tenido COVID-19. En cambio, solo el 9 % de las mascotas procedentes del refugio de animales y el 3 % de los gatos callejeros tenían anticuerpos.

Asimismo, el 20 % de los perros habían presentado síntomas, como falta de energía o pérdida de apetito. Algunos animales tuvieron tos o diarrea, sin embargo, todos los síntomas fueron leves y desaparecieron rápidamente.

El 27% de los gatos también tuvo síntomas, como secreción nasal o dificultad para respirar, los signos más comunes de COVID-19. No obstante, la mayoría de los casos fueron leves.

Además, tal como señalan los científicos, los gatos que pasaban más tiempo con sus dueños parecían tener un mayor riesgo de infección. Asimismo, los gatos que dormían en la cama de sus dueños tenían más probabilidades de tener COVID-19.

Los autores del estudio consideran que los gatos son más susceptibles al COVID-19 que los perros. También es más probable que los gatos duerman cerca de la cara de sus dueños (a diferencia de los perros), lo que aumenta su exposición a cualquier infección.

"Si alguien tiene COVID-19, hay una probabilidad sorprendentemente alta de que se lo transmita a su mascota. Los gatos, especialmente aquellos que duermen en la cama de su dueño, parecen ser particularmente vulnerables. Por ello, si tienes COVID- 19, deberías mantenerte alejado de tu mascota y evitar que entre en tu dormitorio”, explicó Dorothee Bienzle, profesora de patología veterinaria en la Universidad de Guelph (Canadá).

 

Fuente: European Society of Clinical Microbiology and Infectious Diseases, 2021.

Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo