Los caballos acuden a las personas cuando tienen problemas

Cuando los caballos no pueden resolver problemas por sí mismos, envían señales a los humanos tanto visualmente como físicamente.

caballos juntos
Pixabay.

Cuando los caballos no encuentran una solución a sus problemas, utilizan señales visuales y táctiles para llamar la atención y pedir ayuda. Además, los caballos modifican su comportamiento basándose en el conocimiento de la situación por parte de los seres humanos. Esta es la conclusión a la que ha llegado una investigación desarrollada por la Facultad de Estudios Interculturales de la Universidad de Kobe (Japón). Además, los hallazgos han sido publicados en la revista Animal Cognition.

Desarrollo del estudio

Para llevar a cabo este estudio, los científicos investigaron las habilidades cognitivas de los caballos (cuando estaba cerca de los humanos) en una situación de resolución de problemas donde la comida estaba escondida en un lugar accesible solo para las personas. El experimento tuvo lugar en un potrero perteneciente al club ecuestre de la Universidad de Kobe, donde participaron ocho caballos del club con la colaboración de sus cuidadores.

Durante el primer experimento, uno de los investigadores escondió comida (zanahorias) en un cubo que el caballo no podía alcanzar. Los investigadores observaron si el caballo enviaba señales al cuidador para alcanzar las zanahorias.  Los resultados evidenciaron que cuando los caballos no pueden resolver problemas por sí mismos, envían señales a los humanos tanto visualmente como físicamente.

caballo
Pixabay.

Resultados del estudio

A partir de estos resultados, realizaron un segundo experimento: probaron si el comportamiento de los caballos cambiaba en función del conocimiento de los cuidadores sobre la comida. Así, los caballos mandaban más señales, demostrando que los caballos pueden modificar su comportamiento en función del nivel de conocimiento de los seres humanos.

Esta alta capacidad cognitiva podrían haberla adquirido durante el proceso de domesticación. Por ello, los científicos ahora están centrados en comparar la comunicación entre los caballos y observar más de cerca la capacidad cognitiva de estos animales cuando están cerca de los humanos.

Al profundizar nuestra comprensión de las habilidades cognitivas de las especies (que tienen relaciones cercanas con los humanos), podemos analizar el desarrollo de rasgos de comunicación únicos. Esto está íntimamente relacionado con la influencia de la domesticación en la capacidad cognitiva de los animales.

Además, podría proporcionar información muy valiosa para establecer vínculos más fuertes entre seres humanos y animales.

Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo