¿Le puedo cortar los bigotes a mi gato?

A todos nos sorprenden los bigotes de los gatos. Y si nos fijamos detenidamente veremos que los mueven en diferentes direcciones

 

Los bigotes, también llamados vibrisas, son órganos sensoriales para el gato. El patrón y el número exacto de bigotes varía en cada gato. Como media, los gatos tienen 12 bigotes distribuidos en 4 filas a cada lado del hocico. Cada bigote crece de un único folículo piloso que se inserta profundamente en la piel y está rodeado de terminaciones nerviosas y células sensitivas que van a ser las que envíen la información hacia el cerebro.

Pero estos no son los únicos órganos sensoriales de la cara. Alrededor de los ojos, la boca y en la barbilla tienen unos pelos más cortos que tienen estas mismas terminaciones en su inserción.

 

¿Qué función tienen los bigotes de los gatos?

Los gatos utilizan los bigotes para relacionarse con el mundo. Son órganos sensoriales que les permiten detectar la distancia a los diferentes objetos.

De hecho si convives con un gato, puedes fijarte en cómo se mueven al acercarse a un objeto. En ese momento dirigen los bigotes hacia ese.

Pero no solo le sirven para este fin. Con los bigotes pueden notar movimientos de aire y vibraciones, lo que les permite detectar los movimientos de presas o depredadores cercanos. Función muy útil sobre todo en la oscuridad al no tener buena visión de cerca y a la hora de dormir, permitiéndoles cerrar los ojos confiados en que cualquier movimiento lo van a detectar gracias a sus vibrisas.

Y si te fijas podrás ver que el tamaño corresponde aproximadamente con la anchura de su cuerpo, con lo que pueden calcular si van a poder pasar por sitios estrechos.

Como podemos ver, los bigotes son muy sensibles y pequeños roces pueden incluso resultar molesto para ellos. Tanto es así que hay algunos gatos que se niegan a beber o a comer en cuencos estrechos precisamente porque los bigotes tocan las paredes de los cuencos.

Y por último, los bigotes de los gatos nos pueden indicar su estado de ánimo:

  • si los bigotes están hacia delante nos indican que el gato está alerta.
  • si los bigotes están hacia detrás, indicará miedo.
  • si los bigotes están relajados hacia los lados, nos indicará que nuestro gato se encuentra a gusto y tranquilo.

¿Qué pasa si se le corta el bigote a un gato?

Leyendo las funciones de los bigotes más arriba podemos darnos cuenta que no se deben cortar los bigotes a un gato.

De hecho, pueden existir consecuencias graves de cortar los bigotes, es como si perdieran uno de sus sentidos:

  • pierden la capacidad de detectar movimientos y al hacerlo aumenta su vulnerabilidad
  • pierden su estabilidad e incluso pueden tener dificultad para moverse.
  • pierden uno de sus sentidos con los que se relacionan con el mundo exterior, por lo que es como si de forma temporal nosotros nos quedamos sordos o ciegos

¡Así que no! No se debe cortar los bigotes del gato.

Aún así, si por alguna razón ves que tu gato tiene los bigotes rotos, porque se los haya quemado o algún hermano se los haya mordido, puede que durante un tiempo se sienta más inseguro, pero no te preocupes que le volverán a crecer.

¿Por qué a los gatos se les caen los bigotes?

Puede que en casa hayas encontrado algún bigote de tu gato, que se le haya caído por sí solo.

Los bigotes, al igual que el resto del pelo del cuerpo, también mudan. Así que cada cierto tiempo verás que alguno se cae, pero no te preocupes porque, igual que si los tiene rotos o cortados, volverán a crecer.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer los bigotes de un gato?

Generalmente la muda, tanto del manto como de los bigotes, la realizan dos veces al año. Aunque puede que esto varíe en función del lugar, la temperatura, el estrés, la alimentación, enfermedades de la piel o parásitos.

Si la caída de los bigotes es debido a una muda natural, tardarán poco tiempo en volver a crecer. Si por el contrario la caída se debe a alguna enfermedad, hasta que no se solucione el problema no volverán a salir de forma normal.

 

Ana Anglada

Ana Anglada

Veterinaria clínica y empresaria en Anaga Centro Veterinario desde 2007. Consultora de gestión y marketing para clínicas veterinarias. Certificada europea en Medicina Felina por la ESVPS. Diplomada “con distinción” en Advanced Certificate in Feline Behaviour. Miembro de GEMFE y de la ISFM. (International Society of Feline Medicine). Miembro del comité científico de AMVAC. Tesorera de AMVAC. Consultora Digital Certificada. Business Marketing Strategist avalada por Florida Global University. Copywriter certificada por la Escuela de Copywriting de Maïder Tomasena avalada por Florida Global University. Mentora de Veterinarios y creadora del Instituto Felino donde imparte formación a veterinarios. Conferencista internacional habiendo formado a más de 1000 veterinarios en España y Latinoamérica. Docente del posgrado de Gestión y Marketing para Veterinarios de Vetesweb. Autora de artículos científicos y de gestión, y colaboradora del libro “Manual práctico para la gestión de centros veterinarios” Autora del libro “Del offline al online. Cómo digitalizar mi clínica veterinaria” 2021 Multimédica Ediciones Veterinarias. Creadora del podcast Business Veterinario. Colaboradora del programa de radio “Como el perro y el gato” de Onda Cero. Creadora del Método SlowVet.

Continúa leyendo