Las preguntas más habituales sobre la reproducción de las perras

El ciclo sexual de la perra, sus fases, sus comportamientos, como son capaces de atraer a los machos, como controlar la explosión demográfica, suelen ser algunas de las preguntas más habituales sobre la vida reproductiva de la perra.

¿A qué edad tienen el primer celo las perras?

Es imposible marcar una fecha concreta para la presentación del primer celo de las perras. Como fecha media, podríamos decir que suelen tener su primer celo entre los seis y los nueve mesesde edad, pero si su aparición no se realiza entre estas fechas no debemos extrañarnos, ya que existe un gran número de factores que hacen que estos datos solamente sean aproximados y de referencia:

  • La raza: el celo aparece antes en razas pequeñas y más tarde en razas grandes.
  • Las condiciones ambientales: más incidencia a principio de primavera y de otoño.
    -      La presencia de otras hembras: un grupo de hembras tenderá a unificar la presentación de celos.
  • La administración de ciertos medicamentos: ciertos fármacos pueden alterar el normal ciclo de una hembra.

En principio podemos estar tranquilos hasta los dieciocho meses de edad de la perra, ya que existe la posibilidad de no presentar el celo antes de esta fecha. Si pasado este tiempo aún no existieran indicios de celo deberíamos acudir a nuestro Veterinario de confianza; él estudiará las posibles causas de esta ausencia de celos (impuberismo) de nuestra mascota.

También debemos tener en cuenta que no en pocas ocasiones las hembras tienen su primer, incluso sus primeros celos, sin manifestación visible (celos silenciosos)
Generalmente el primer celo (y los siguientes) puede identificarse por el cambio de comportamiento del animal, el aumento de tamaño de la zona genital (edema vulvar) y las pérdidas hemorrágicas; estas últimas y el edema de la vulva suelen ser mas intensos en el primer celo que en los celos posteriores.

¿Cada cuánto tiempo tienen el celo las perras?

El celo se desarrolla en un período de una duración media de unos quince días (entre ocho y veinte); durante este periodo debemos estar alerta en el caso de que las pérdidas hemorrágicas duren más de veintiún días, en este caso puede existir algún problema en el aparato reproductor y es imprescindible la valoración del profesional. Podemos considerar normal la aparición del celo cada seis meses (entre cinco y doce), aunque lo más importante es que los celos sean regulares, ya sea cada cinco, cada siete, o cada doce meses.

¿Cómo es el ciclo sexual de las perras?

El ciclo sexual de las perras tiene cuatro fases:

  • Proestro: es la fase inicial del ciclo que comienza con el sangrado y la "atracción" de los machos sin permitir la monta. Suele durar una semana de media, pero varía de los 3 a los 21 días.
  • Estro: es la etapa en la que se produce la monta. Suele durar unos 7 días, pero varía de los 2 días a las tres semanas.
  • Diestro: en esta fase ya se ha producido la ovulación. Dura unos dos meses y durante este período puede producirse:
    • Gestación: en caso de que se haya producido una monta efectiva.
    • Pseudogestación: si no ha existido monta y surgen las variaciones hormonales típicas de la "pseudopreñez", o embarazo psicológico.
    • Un período normal de inicio de descanso.
  • Anestro: es el reposo propiamente dicho del ciclo sexual. Los ovarios están sin actividad.

¿Por qué existe sangrado durante el celo?

El sangrado es debido a la acción de una hormona con función principal en el proestro y el estro: el ESTRADIOL. Debido a su acción se produce un mayor aporte de sangre al aparato genital y una mayor dilatación de los vasos. Esto provoca una salida de sangre a través de estos sin existir rotura.

¿Por qué la perra atrae a los machos?

Por una feromona que acompaña al sangrado. La principal feromona canina es el éster metílico del ácido parahidroxibenzoico; los machos pueden detectar el olor de esta sugerente feromona hasta a varios kilómetros de distancia.

¿Cómo podemos evitar los celos y las preñeces no deseadas de las perras?

Podemos actuar contra estas situaciones con dos tipos de medidas:

  • Medidas farmacológicas: consiste en administrar de forma periódica fármacos que actúan “interrumpiendo” los mecanismos hormonales; pueden darse vía oral, siendo de corta duración, o inyectables, con una duración más larga.
    Debemos tener presente que son medidas temporales y que los tratamientos farmacológicos pueden presentar efectos secundarios, y debemos tener muy claro que no han de utilizarse nunca antes del primer celo de nuestro animal.
  • Medidas quirúrgicas: son las medidas definitivas, tanto para el animal como para el propietario;  podemos dividirlas en dos tipos de técnicas:
    • Técnicas de esterilización: respetan la actividad hormonal e impiden la capacidad reproductora:
      • Ligadura de trompas: ligar y cortar las trompas de Falopio.
      • Histerectomía: extirpar los cuernos y cuello del útero.
    • Técnicas de castración: impiden la capacidad hormonal y la reproductora:
      • Ovariectomía: extirpación de ambos ovarios.
      • Ovariohisterectomía: extirpación de ovarios y útero.

Ante tantas posibilidades consultemos con nuestro veterinario cual es la opción más adecuada para nuestra perra.

Carlos Rodríguez

Carlos Rodríguez

Veterinario Licenciado en la Universidad Complutense de Madrid. Director veterinario y co-propietario de Centros Veterinarios Mascoteros. Es presentador del programa ''Como el Perro y el Gato'' de Onda Cero. Además, es presidente de la Fundación Mascoteros.

Continúa leyendo