Las cosas que no pueden faltar en la maleta de tu perro

Antes de compartir un viaje con nuestro amigo no racional debemos asegurarnos de que, en su maleta, no falta nada que nos permita disfrutar de unos días en compañía, sin sobresaltos.

 

Nutrición

En lo referente a la alimentación de nuestro perro, lo más adecuado, si el medio de transporte lo permite (vehículo propio), es llevar la cantidad de alimento que el animal consumirá en el periodo de tiempo que estemos fuera de casa.

Evidentemente no es imprescindible cargar con el alimento… ¡¡o sí!!, dependerá de si es sencillo adquirirlo en el lugar de destino, de si es, o no es una dieta específica más complicada de obtener… la mejor forma de asegurar que su rutina alimentaria se cumple es llevando con nosotros el alimento que ha de consumir.

Y, aunque tampoco sea imprescindible, es más conveniente llevar los recipientes de comida y agua que habitualmente utiliza, es una forma de asegurar su interés por el alimento y un aporte extra a la tranquilidad y adaptación del animal en su nuevo destino: cuanto más reconocible sea todo lo que ha de usar el animal, su integración será mucho más sencilla.

Al igual que haremos con el alimento, tengamos presente incorporar sus premios habituales, los snacks de limpieza dental…

Salud

Nuestro perro puede tener la salud de un sano roble… o no…

Ante cualquier desplazamiento, viaje, debemos tener presente la importancia de llevar con nosotros el historial médico de nuestro buen amigo; afortunadamente podemos disponer de toda la información, incluidas radiografías, ecografías, analíticas… ¡¡TODO!! en nuestro teléfono móvil y gracias a su clínica veterinaria habitual, clínica a la que antes del viaje solicitaremos la entrega de dicha documentación.

Los informes médicos pueden ser vitales en caso de necesitar acudir con nuestro perro al veterinario por una patología o un accidente.

Aparte del historial debemos incorporar a su maleta de viaje los fármacos que el animal pueda estar tomando, en la cantidad suficiente, hasta nuestro retorno.

También sería de gran utilidad, a pesar de llevar los fármacos, solicitar en nuestra clínica las recetas correspondientes a los fármacos utilizados por si fuera necesario adquirirlos (perdida de producto)

También en el apartado de salud, y si la época lo recomienda, no olvidemos los tratamientos antiparasitarios (externos e internos) que correspondan al animal.

Y, como no, su botiquín…

Un termómetro específico para el uso de nuestro no racional amigo, gasas, vendas, unas pinzas, tijeras y algún producto desinfectante serían el equipo básico para actuar en caso de necesidad y llegar a una clínica veterinaria para que solucionaran el problema existente.

Y finalmente en este apartado, y no menos importante, debemos incorporar, no a su maleta, y si a nuestro móvil, el teléfono de alguna, o algunas clínicas veterinarias en la zona que dispongan de servicio de urgencias.

Ante cualquier duda sanitaria podremos ponernos en contacto, recibir las indicaciones adecuadas, y llegar hasta centro sanitario, para que actúen en consecuencia.

Higiene

Su cepillo, peine, carda… su champú, su crema solar, su protector para las almohadillas… ¡¡su toalla!!

Es importante disponer de los productos y materiales habituales para cumplimentar la higiene del animal, y más en viajes que suelen verse acompañados de baños en mar o piscinas, caminatas entre espesas polvaredas…

Y para que nuestro querido amigo esté cómodamente descansando, como si estuviera en su propia casa, que mejor que incorporar al equipaje su cama, colchoneta o manta…

La higiene, y no solo por el aspecto externo, es uno de los principales factores a tener en cuenta para asegurar la salud del animal.

Legal

Y punto fundamental antes del desplazamiento con nuestro buen amigo: acompañarse de cartilla sanitaria, tarjeta de identificación, seguro en caso de tenerlo, collar/petral, correa, bozal en caso de ser requerido por ley, o por comportamiento, certificados sanitarios en caso de que sean exigidos en destino (titulación vacunal)

El no acompañarse de todos los requisitos legales necesarios puede ser causa de un grave y engorroso problema, como tener que dejar a nuestro animal en cuarentena, o, en el peor de los casos si no seguimos las normas que nos exigen en destino, retornar al punto de partida.

Nunca debemos olvidar en este apartado que el desconocimiento de la legislación vigente y exigida en el punto de destino de nuestro viaje, no nos exime de su cumplimiento, por lo que es FUNDAMENTAL asegurarnos de todos los requerimientos necesarios para estar con nuestro mejor amigo en el lugar de destino.

En viajes internacionales debemos consultar con la embajada del país a visitar, sita en nuestro país, y con nuestra embajada en destino para que nos confirmen las exigencias a cumplimentar.

Mucho mejor si, en ambos casos, nos aportan la información por escrito.

Como podemos comprobar, el equipaje de nuestro compañero, como el nuestro, no debe dejarse para el último momento.

Muchas de las cuestiones comentadas son imprescindibles para poder disfrutar, sin sustos, ni agobios, de la mejor compañía.

Carlos Rodríguez

Carlos Rodríguez

Veterinario Licenciado en la Universidad Complutense de Madrid. Director veterinario y co-propietario de Centros Veterinarios Mascoteros. Es presentador del programa ''Como el Perro y el Gato'' de Onda Cero. Además, es presidente de la Fundación Mascoteros.

Continúa leyendo