Las consecuencias de ponerle un bozal a mi perro son...

La mayoría de los perros que ves en la calle con bozal, no lo llevan porque sean perros que muerden. Muchas personas ponen un bozal a su perro para evitar que coma cosas del suelo o ladre, y otras porque les obliga la ley. Pero, ¿qué pasa si le pongo un bozal a mi perro?


¿Qué perro tiene que llevar bozal?

  1. Los considerados PPP (Perros potencialmente peligrosos): hoy en día estas razas, catalogadas como perros potencialmente peligrosos están obligadas, al menos en España, a llevar bozal en la vía pública.

  2. Cualquier perro en el TP (trasporte público): cualquier perro que acceda al trasporte público como el metro o el tren de cercanías, también en España, está obligado a llevar bozal, independientemente de su tamaño o raza.

  3. Los que a consecuencia de su conducta pueden suponer un riesgo de mordida: un perro que tiene una conducta que puede infligir daños a terceros, por responsabilidad debería llevar bozal. Además de, participar en algún programa de modificación de conduta dirigido por un profesional del comportamiento canino.

¿Qué pasa si le pongo bozal a mi perro?

Si le ponemos un bozal a un perro que no está acostumbrado, lo que va a hacer es intentar quitárselo. Puede lograrlo, y si no es así, rendirse o insistir hasta, incluso, hacerse daño.

Por ello, si estamos ante uno de los 3 supuestos de arriba, y debemos ponerle bozal a nuestro perro, es importante dedicar un tiempo (semanas) a entrenar. El objetivo es conseguir que lo vea como algo normal y no le cause molestias.

¿Cómo acostumbrar a mi perro al bozal?

  1. Elegir el modelo y el tamaño: existen diferentes tipos de bozales en el mercado y sin embargo solo hay un modelo de bozal recomendable y es el bozal de cesta (derecha de la fotografía 1).
    El bozal de cesta tiene tiras a modo de jaula y permite que le perro pueda jadear, comer e incluso beber. Hay que elegir una talla y diseño que sea cómoda para el perro.  Fíjate que se amolde a su hocico y le permita abrir la boca para traspirar.
    Los bozales de embudo (izquierda de la fotografía 1) que cierran la boca del perro, se emplean para inhibir conducta y castigar. No respetan el bienestar de nuestro perro, al no permitirle jadear ni beber, por lo que no son recomendables y mucho menos con altas temperaturas.
  1. Asociarlo con premios y comida: enseñarle el bozal y darle comida varias veces para después premiarle cada vez que lo sostenga en su hocico e ir alargando el tiempo son las claves para el éxito.

  2. Ponerle el bozal para jugar y olfatear: de manera que esté entretenido y no se ocupe en quitárselo.
A la izquierda perro con bozal de embudo o inhibición de conducta (no recomendable) y a la derecha perro con bozal de cesta (recomendable)
A la izquierda perro con bozal de embudo o inhibición de conducta (no recomendable) y a la derecha perro con bozal de cesta (recomendable)

¿Qué pasa si un perro duerme con bozal?

No pasaría nada porque se quede dormido una siesta con el bozal de cesta que le deje jadear y beber. A veces constituye una medida de seguridad en un momento determinado.

Sin embargo, hay demasiada gente que piensa que como su perro rompe cosas o ladra cuando se queda solo, un bozal es la solución.  Y nada más lejos de la realidad.

Los perros que sufren ansiedad por soledad, necesitan ayuda urgente de un profesional. Dejarlo con un bozal equivale a ponerle un castigo que puede incluso agravar el problema emocional de un perro que esta sufriendo. Este tipo de remedios mal decididos, inhiben la respuesta emocional del perro que deja de ladrar o de romper cosas, pero jamás solucionarán la raíz del problema.

¿Cuánto tiempo se puede dejar a un perro con bozal?

Un bozal, debería ser visto por nuestro perro como su arnés de paseo. Todos se lo ponemos a nuestro perro al salir de paseo y durante este, pero le liberamos de él al llegar a casa. Hacemos esto porque sabemos que realmente está más cómodo. ¡Algo así como quitarse el sujetador o los zapatos al llegar a casa!

El bozal, sin embargo, no es un elemento de paseo, sino de prevención o legalidad, y una vez pasen este tipo de circunstancias deberíamos retirárselo al perro. Porque ellos también necesitan comodidad.

¿Como ponerle un bozal a un bulldog?

Hoy en día, en el mercado ya hay bozales para perros braquicéfalos. Eso sí, debemos asegurarnos de que cumplen las normas de bienestar y le permiten traspirar y beber. Si es necesario podemos modificarlos ligeramente haciendo un corte en algunas de sus tiras.

Bulldog con bozal para perro braquicéfalo
Bulldog con bozal para perro braquicéfalo
Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo