La raza Shih Tzu, un excelente y peludo compañero

El origen del Shih Tzu se remonta al siglo XVII, cuando los primeros Lhasa Tibetanos llegaron a China.

La raza Shih Tzu, un excelente y peludo compañero
Pixabay

Es muy probable que el nacimiento del Shih Tzu proceda de los cruces entre Lhasa Apso, Perros Tibetanos, Perros ChinosPekineses...

Tras las invasiones al Tibet, las tropas chinas regresaron a su tierra acompañados de los mejores ejemplares de Lhasa Tibetano, animales que tenían una clara función: ser ofrecidos al Emperador.

El cruce de estos soberbios ejemplares con los Pekineses, es probablemente el germen precursor del Shih Tzu, una raza que al principio estaba solo al alcance de la alta sociedad oriental; estos primeros animales se acostumbraron a una vida de lujo en los palacios.

En 1643, la dinastía Manchú recibió como obsequio del Dalai Lama pequeños perros llamados "Perros leones" (Shih tzu).

Los monjes tibetanos criaban estos perros con la intención de que parecieran “pequeños leones”, animales que les hicieran compañía pero que también defendieran sus inmensos templos.

Una de las características de aquellos animales era su fino oído, que permitía avisar a los moradores de los templos de cualquier incursión ajena en sus territorios.

La última emperatriz de China crió esta raza en el palacio de la Ciudad Prohibida hasta 1908.

En 1923 se creó en Pequín un Kennel Club. En 1930, Lady Browning llevó a Inglaterra los primeros ejemplares. El Kennel Club inglés lo reconoció en 1946. Ese mismo año, la condesa de Anjou comenzó a criar esta raza en Francia y en 1953 declaró sus primeras camadas a la Société Centrale Canine. La FCI reconoció la raza en 1954.

Su difusión no comenzó hasta el año 1930, fecha en la que China comienza a exportar ejemplares a Inglaterra de la mano de Lady Browning.

El Kennel Club Inglés reconoció la raza en 1946 y ese mismo año, la condesa de Anjou, comenzó a criar la raza en Francia. En el año 1953 la condesa declaró sus primeras camadas a la Société Centrale Canine.

La FCI reconoció la raza en 1954.

Carácter

El Shih Tzu es un animal inteligente, activo y siempre alerta. Podemos decir que, en general, se comportarán de forma amistosa e independiente. Esta raza de perro tranquila, dulce y alegre, necesita mucho afecto por parte de los miembros de la familia para que su comportamiento se mantenga equilibrado.

Estamos ante el más extrovertido de los perros asiáticos; esto le permite ser indiferente con los desconocidos, aunque ladrará para anunciarnos su presencia.

Su educación, como en el resto de las razas, debe ser firme, pero nunca brusca.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo