Estereotipias en animales: descubre si afectan a tu mascota

Las estereotipias son comportamientos en bucle, que se dan en animales privados de libertad a consecuencia de no poder expresar los comportamientos naturales de su especie. ¿Podemos prevenirlas?

¿Sabes qué son las estereotipias? Son conductas repetitivas que siguen un patrón fijo y que, aparentemente, no tienen un objetivo. Algo así como comportamientos “viciados”, tics, o conductas en bucle.

¿Son malas las estereotipias?

La aparición de conductas estereotipadas en animales, se relaciona con un aumento del estrés y una falta de bienestar. 

Son frecuentes en animales domésticos, como perros, gatos, patos, ratones, caballos, pero también aparecen en animales salvajes como elefantes, tigres, osos y otros muchos.  

Algunas estereotipias, como las autoagresiones en patos,  los lamidos compulsivos en perros, o la aerofagia en caballos, pueden producir heridas y otras lesiones en el animal, que pueden complicarse hasta ser fatales.

La parte positiva en la aparición de las estereotipias, es que también servirían como un mecanismo de defensa del animal, para adaptarse a un ambiente altamente estresante. Esta adaptación le permitiría no caer en la indefensión aprendida o estado mental depresivo, que puede llevar a los animales en cautiverio a “dejarse morir”. 

¿Cómo identificar una estereotipia?

Las estereotipias son diversas y muchas veces, incluso, características de un individuo.

Los ejemplos más típicos son:

  • Elefantes y osos con balanceo de cabeza.
  • Ratones que dan saltos en la jaula.
  • Felinos y otros carnívoros que deambulan en círculo en los recintos cerrados de zoológicos y parques de animales.
  • Caballos que tragan aire a través de mordeduras compulsivas hacia objetos, como la valla de la cuadra. 
  • Perros y gatos que no paran de lamerse de forma compulsiva, se autoagreden un miembro de su cuerpo, como el rabo o una pata, o ladran sin parar

¿Qué causa las estereotipias?

  • Distrés y miedo: el estrés de valencia emocional negativa, que siente un animal al estar encerrado y sin poder resolver una situación concreta, como huir si está asustado.
  • Frustración de innatismos: la imposibilidad de realizar conductas naturales de la especie a consecuencia de la falta de libertad. Por ejemplo, un caballo que no puede pastar libremente por no tener acceso al prado, realizará  conductas compulsivas fruto de la frustración. 
  • Ambiente social empobrecido y falta de estimulación: entornos pequeños donde el animal permanece confinado y aislado, facilitan la aparición de estereotipias, al verse el animal privado de su estructura social natural.
  • Ambiente objetual empobrecido o estresante: vivir en un ambiente estresante para el animal o con una carencia de estímulos sensoriales, particularmente durante las fases iniciales de su desarrollo, podría contribuir a la aparición de estereotipias.
  • Factores genéticos: algunas características heredables de sus progenitores podrían afectar a la aparición de estereotipias.Por ejemplo, los animales con un temperamento más activo podrían tener mayor predisposición a mostrar estereotipias. 
  • Dopamina: parece haber una relación entre el número de receptores de la dopamina (molécula responsable de la sensación de placer) en un individuo, y la aparición de estereotipias. La dopamina es la molécula responsable de la aparición de adiciones. Por lo que, la adición a la pelota de los perros, podría ser un inconveniente, por su relación con las conductas estereotipadas.
  • Aprendizaje: algunas estereotipias podrían desarrollarse como comportamientos aprendidos de otros animales o reforzados socialmente. Siendo estás, en concreto, poco relevantes para el bienestar del animal. 

¿Cómo evitar las estereotipias?

A través del enriquecimiento ambiental. Esto consiste en promover en el animal los comportamientos típicos de su especie. 

Se consigue mediante la implantación de una serie de medidas, encaminadas a mejorar el bienestar físico, mental, social y emocional de los animales que viven en cautividad. 

Por ejemplo:

  • Modificación del espacio: introducción de las típicas plataformas en alturas y rascadores para gatos. 
  • Uso de juguetes o diseño de los mismos: juguetes que requieren de interacción por parte del animal para conseguir alimentarse o divertirse.
  • Formas de alimentación: dispensar el alimento de manera que el animal tenga que buscarlo o pensar cómo acceder a él.
  • Rutinas de Socialización: reproducir en cautividad, lo que sería su estructura social natural.
  • Manejo por parte de las personas: acorde a la naturaleza de la especie, establecer rutinas de contacto y manejo que respeten sus innatismos e individualidades.

¿Cómo se tratan las estereotipias?

Debido a su fuerte relación con el estrés elevado, el tratamiento de las estereotipias está enfocado a la reducción del estrés y mejora del bienestar animal.

El tratamiento conductual mediante enriquecimiento ambiental, visto en la prevención, es adecuado para tratar las estereotipias que ya han aparecido.

Sin embargo, en algunas ocasiones, las estereotipias están relacionadas con causas orgánicas y de salud, por lo que conviene realizar un diagnóstico y tratamiento integrativo en colaboración con etólogos y veterinarios.

Referencias:

Cooper, J. J. et al.. 1998. The identification of abnormal behaviour and behavioural problems in stabled horses and their relationship to horse welfare: a comparative review. Equine Veterinary Journal, 30(S27), 5-9.

También te puede interesar:
Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo