Entérate de cómo afecta tu personalidad al comportamiento de tu perro

¿Son por mi culpa los problemas de conducta de mi perro? En este artículo vamos a ver qué responde la ciencia a esta cuestión.

 

Los problemas de comportamiento son la primera causa de abandono animal

Sabemos que los problemas de comportamiento, son ya la primera causa por la que los perros son abandonados, entregados en un refugio, o sacrificados de manera prematura.

Entender qué factores genéticos y ambientales influyen en los problemas de conducta de nuestros perros, puede ayudarnos a paliar esta tendencia al abandono, a través de la prevención.

¿Cómo afectan mis emociones a mi perro?

Debido al tipo de relación tan estrecho que establecemos con nuestro perro, parece poco probable pensar que nuestra personalidad y salud emocional no afectan su comportamiento.

El contagio emocional existe

Tu perro pasa la mayor parte del tiempo observándote y depende totalmente de ti.

Si una persona que no te conoce puede llegar a percibir si estás nervioso, contento o enfadado. Imagínate como lo percibe tu perro.

Los perros no solo han demostrado tener una gran habilidad en entender nuestros estados de animo al observar nuestros gestos, sino que además pueden oler ciertas sustancias que segregamos. Por ejemplo, pueden oler la hormona cortisol que producimos cuando estamos nerviosos.

Pero además de esto, nuestros perros, como animales sociales que son, poseen en su cerebro unas neuronas, conocidas como neuronas espejo, responsables de la sincronía y contagio emocional dentro del grupo.

Te pongo un ejemplo, seguro que has observado que cuando tu perro bosteza, inmediatamente lo haces tú, ¿o viceversa? De esto, tienen la culpa las neuronas espejo.

La ciencia encuentra relación entre ciertos problemas de comportamiento en perros y la personalidad del tutor

Aunque son necesarios un mayor número de estudios, los primeros resultados van concluyendo que la elección del método de entrenamiento canino es la clave en los problemas de conducta de nuestros perros.

Y esta elección estaría muy influenciada por el estado de salud mental y la personalidad del tutor.

Cuando la elección es un método aversivo y de confrontación, termina con nuestros perros comportándose realmente mal.

¿Cómo se ha hecho el estudio?

Mediante un cuestionario que evalúa:

  1. La personalidad del tutor
  2. Si tiene depresión
  3. Su capacidad de regulación emocional
  4. El uso de métodos de entrenamiento elegidos
  5. El comportamiento del perro

Los resultados muestran 6 problemas recurrentes cuando se entrena al perro con métodos punitivos

Estos problemas son:

  1. Agresión dirigida hacia el propietario (conflicto social)
  2. Agresión dirigida a personas desconocidas
  3. Problemas de ansiedad por separación
  4. Comportamiento de persecución (bicis, corredores, niños, etc…)
  5. Ladrido persistente
  6. Alteraciones de la conducta higiénica (orina y defeca en casa cuando le dejamos solo)

¿Qué variables de mi personalidad influyen a mi perro?

  1. Amabilidad
  2. Estabilidad emocional
  3. Extroversión
  4. Coherencia

Los perros con tutores que son poco amables, poco estables emocionalmente o incoherentes pueden mostrar los tres siguientes problemas de conducta:

  1. Agresión al propietario
  2. Miedo a los extraños
  3. Trastornos de la conducta higiénica cuando permanece solo en casa

Diferente en hombres que en mujeres

El estudio ha mostrado que los hombres que se sienten deprimidos muestran mayor tendencia a entrenar a su perro con metodologías no amables. Esto, potencia la aparición de los problemas de conducta descritos anteriormente.

La mayoría de problemas de conducta en los perros, son una manifestación de sus emociones

Los perros que muestran conductas desadaptativas, en la mayoría de los casos, lo hacen a consecuencia de una mala gestión emocional.

Sintiéndose incapaces de resolver una situación emocional compleja, el perro busca una estrategia para salir de ella que no siempre es la adecuada.

Una buena relación con tu perro, también ayuda a resolver sus problemas de conducta

Los perros que tienen una buena relación con su tutor han demostrado confiar más en su guía, siguiendo sus señales y ayuda para resolver una tarea o situación complicada para ellos. Es decir, puedes ayudar a tu perro a comportarse bien y tomar buenas decisiones.

Precisamente, un estudio muy reciente, ha demostrado que los perros que viven en familia desde hace más de un año, muestran más confianza y piden ayuda antes a su guía cuando se enfrentan a una tarea irresoluble.

El hecho de convivir en familia y contar con un número mayor de experiencias positivas con personas, también mejora está confianza y relación.

Referencias:

Dodman, N. H. et al. 2018. Associations between owner personality and psychological status and the prevalence of canine behavior problems. PloS one, 13(2), e0192846.

Topál, J. et al. 1997. Dog-human relationship affects problem solving behavior in the dog. Anthrozoös, 10(4), 214-224.

 

Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo