El Labrador Retriever

De cazador y pescador a terapeuta y amigo. El labrador es actualmente una de las razas de perro más admiradas, respetadas y establecidas en nuestra sociedad.

El Labrador Retriever
Pixabay

Parece que el origen del Labrador se remonta al siglo XIX. En aquellas épocas, los pescadores de Groenlandia se hacían acompañar por unos recios animales, ejemplares que facilitaban su labor y que resistían las duras inclemencias.

Es más que posible que algunos de estos ejemplares llegaran hasta Terranova. En esta localización se diferenciaron dos tipos de animales: unos de mayor tamaño y más largo pelaje: los Terranova, y otros más pequeños que eran conocidos como Perros de St. John. Estos últimos serían los que darían lugar a los actuales Labradores.

Aquellos ejemplares servían para vigilar almacenes donde se preparaba y salaba el pescado. Además los animales ayudaban a los pescadores a mover las redes de las barcas y a atrapar los peces que intentaban escaparse.

El equipo estaba integrado por cuatro pescadores, dos en el bote y dos en la orilla, y, por supuesto, el perro.

El animal debía ser capaz de saltar con frecuencia del bote al agua, debía tener el pelo corto y ser “repelente” al líquido elemento: a los pescadores no les interesaba que el animal en cada entrada al bote introdujera grandes cantidades de agua con su pelaje.

Estos animales desarrollaron un gran instinto para recuperar las redes y una gran capacidad para trabajar en condiciones extremas sin evidenciar síntomas de agotamiento.

Pero existe otra teoría que apunta a que el Labrador procedería del Perro de Castro Laboreiro (algo que justificaría su nombre).

Según esta teoría las tripulaciones portuguesas y gallegas serían las responsables del origen de la raza al recalar en terranova con sus animales.

Sea cual sea su origen, cuando los primitivos Labradores llegaron a Inglaterra fueron rápidamente apreciados por los cazadores; los animales demostraron una innata capacidad para cobrar los patos que caían al agua tras la acción de los humanos.

El Labrador Retriever fue reconocido por el Kennel Club británico en 1904.

El Labrador Club of England fue fundado en 1916; en esta época la mayoría de ejemplares eran negros.

Pescador, cazador... actualmente es una de las razas más conocidas y buscadas como animal de compañía, pero además es una de las razas más buscadas para trabajar al lado del ser humano: terapeuta, perro guía...

Carácter

El Labrador es inteligente, vivaz y dócil, con fuerte voluntad para complacer. No debe presentar señales de agresividad ni de timidez.

Una de las principales características es su educabilidad. La gran mayoría de los ejemplares son capaces de adaptarse a diversas funciones, a diversos trabajos: terapia asistida con animales, perros guía, rescate, explosivos...

Las múltiples características de estos animales y su modulable carácter permiten que el Labrador pueda intervenir en la mayoría de los trabajos para los que los perros están entrenados.

Por el momento siguen siendo el perro guía por excelencia. Esta realidad, por si misma, dice mucho de su excelente carácter.

Pero no olvidemos que un ejemplar de Labrador, si no es educado de forma adecuada, puede dar los mismos problemas que cualquier raza. Demasiada gente sigue pensando que el Labrador es “bueno” de forma innata... puede ser un excelente amigo, compañero... pero debemos educarle, como al resto de razas.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo