El destete tardío reduce los problemas de comportamiento en los gatos

La edad del destete tiene un impacto en el comportamiento posterior del gato.

gatitos
iStock.

Los gatos son unos animales adorables, juguetones y cariñosos. Por ello, no es de extrañar que sean unas de las mascotas más populares. Sin embargo, en ocasiones no se espera el tiempo suficiente para destetarlos, por lo que son separados de su madre y sus hermanos demasiado pronto. En Finlandia, por ejemplo, la edad mínima para el destete es de 12 semanas. Pero en otros países, como Estados Unidos, es habitual el destete de los gatitos a partir de las 8 semanas.

En el pasado, se pensaba que el periodo de socialización de los gatos terminaba a las 8 semanas de edad. Sin embargo, esto no siempre es así.  Diversos estudios han evidenciado que hay cambios positivos en el comportamiento de los gatos después de la edad de destete recomendada actualmente (12 semanas).

"Encontramos una manera fácil de mejorar el bienestar de los gatos: proponemos que la edad de destete se incremente en dos semanas más. Esto podría tener un impacto positivo significativo en el bienestar tanto de los gatos como de sus dueños a escala mundial ", explicó el profesor Hannes Lohi, perteneciente a la Universidad de Helsinki.

gatos lactantes
iStock.

Desarrollo del estudio

El estudio utilizó los resultados de una encuesta de comportamiento que el grupo de investigadores había realizado anteriormente en casi 6.000 gatos. Según la encuesta, numerosos problemas de comportamiento son muy habituales. 

Además, el 80% de los gatos presentaban problemas de comportamiento leves, mientras que un 25 % de las mascotas tenían problemas graves de comportamiento felino. Entre ellos, se encuentran la timidez, el aseo excesivo o la agresividad.

"La edad del destete tiene un impacto en el comportamiento posterior del gato. Los gatos destetados antes de las 8 semanas son más agresivos, mientras que los gatos destetados a una edad adulta presentan menos problemas de este tipo. Además, los gatos destetados a las 14 semanas presentaron menos problemas de comportamiento que los gatos que habían sido destetados antes", argumentó Milla Ahola, una de las investigadoras principales.

Diversos estudios en otras especies han mostrado resultados similares. Por ejemplo, entre roedores y monos, una separación temprana conduce a una mayor agresividad. Ocurre este mismo fenómeno en los seres humanos.

 

Ahola, MK, Vapalahti, K., Lohi, H. (2017) El destete temprano aumenta la agresión y el comportamiento estereotipado en los gatos. Scientific Reports, 7. doi: 10.1038 / s41598-017-11173-5.

También te puede interesar:
Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo