Descubren un gen que causa sordera hereditaria en los cachorros

Los científicos identificaron la variante en el gen LOXHD1, el cual está relacionado con la pérdida auditiva en los cachorros de rottweilers.

perro
Pixabay.

La pérdida auditiva es un problema complejo no solo en los seres humanos, sino también en los animales. De hecho, la sordera y la pérdida auditiva también son muy frecuentes en los perros, pero las variantes genéticas ocultas en la forma hereditaria que dan lugar a la discapacidad eran desconocidas hasta la fecha.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) y el Centro de Investigación Folkhalsan han analizado un tipo raro de pérdida auditiva que se aprecia en los cachorros de rottweilers.

Suele comenzar durante la primera etapa de la vida (cuando todavía son cachorros) y progresa de forma progresiva a sordera cuando cumplen varios meses. También han apreciado una pérdida auditiva similar en perros de raza mixta, de los cuales la mayoría tenía ascendencia rottweiler.

Desarrollo de la investigación

Los científicos identificaron la variante en el gen LOXHD1, el cual desempeña un papel fundamental en la función de los cilios (estructuras celulares que pueden moverse y permiten el desplazamiento de diversos fluidos y partículas) de las células sensoriales cocleares. Y, aunque todavía se desconoce el mecanismo exacto que causa la sordera, los investigadores han podido concluir que las variantes del mismo gen provocan pérdida auditiva hereditaria tanto en humanos como en ratones.

Según el investigador Docent Marjo Hytonen, esta discapacidad auditiva (causada por el defecto del gen LOXHD1) es un rasgo heredado recesivamente. Esto quiere decir que, para desarrollar el trastorno, el perro debe tener dos copias del gen defectuoso (una del padre y otra de la madre).

Asimismo, el equipo analizó la prevalencia de la variante genética en un conjunto de datos de unos 800 000 perros, siendo este el estudio más grande hasta la fecha. Además, durante el cribado pudieron identificar nueve perros que habían heredado el defecto genético (y que también eran sordos).

cachorro
Pixabay.

Resultados del estudio

Tal como señalan los investigadores, gracias a este descubrimiento se podrá evitar que nazcan mascotas con este defecto genético. Para ello, solo deberán evitar las combinaciones que den lugar a cachorros con pérdida de audición.

Por otro lado, según Marjo Hytonen, tanto la pérdida auditiva congénita hereditaria (previamente desconocida) como la pérdida auditiva durante la edad adulta ocurren en varias razas de perros, lo que podría contribuir a evitar este problema en otros animales.

Los hallazgos preliminares también abren nuevas vías para investigar los defectos auditivos hereditarios en seres humanos.

Continúa leyendo