Cuidado de los perros en verano

Tendrás que pasear a tu mascota en las horas más frescas del día para prevenir que sufra un golpe de calor.

perro en verano
iStock.

Con la llegada del verano, los perros tienen un mayor riesgo de deshidratación y pueden sufrir golpes de calor. Por ello, es fundamental que sepas reconocer los signos de insolación en tu compañero peludo, para que así no vaya a mayores. ¡Vigila su salud!

Nunca dejes a tu perro en el coche

"Incluso con las ventanas bajadas, nunca debemos dejar a nuestras mascotas en un vehículo sin vigilancia", explicó Susan Nelson, profesora en el Centro de Salud Veterinaria de la Universidad de Arkansas. "Para lo que podría parecer un viaje corto al banco, puede terminar siendo fatal para nuestras mascotas", añadió.

Para prevenir golpes de calor, también deberías tener en cuenta la hora en la que llevas a tu perro a caminar o correr. Así, es recomendable sacarlo en las horas más frescas de la mañana o más tarde por la noche.

Cómo detectar un golpe de calor

Los siguientes son algunos de los síntomas que Nelson dijo que debe tener en cuenta al intentar detectar un golpe de calor en su perro:

  • Jadeo excesivo.
  • Encías de color rojo oscuro, azul o morado.
  • Saliva espesa y babeo.
  • Mareos o desorientación.
  • Inquietud o apariencia angustiada.
  • Frecuencia cardíaca rápida o latidos irregulares.
  • Vómitos o rastros de sangre en las deposiciones.
  • Convulsiones y temblores musculares.
  • Colapso o pérdida del conocimiento.

Si crees que tu compañero peludo está comenzando a sobrecalentarse, llévale a una zona con sombra y ofrécele agua fría hasta que su temperatura se regule.

Además, si el perro muestra signos de estrés por calor, lo mejor que puedes hacer es mojarle en agua fría y colocarle frente a un ventilador. Si permanece igual, enciende el aire acondicionado del coche y llévale inmediatamente al veterinario para que reciba un tratamiento cuanto antes.

perro en la playa
Pixabay.

Deshidratación

La deshidratación también puede ser un problema para las mascotas en verano. 

Según el investigador, algunos de los signos de deshidratación en los perros incluyen ojos hundidos, encías secas y debilidad general en el animal. Además, los perros jadean para refrescarse y suelen jadear con frecuencia cuando están cansados o sienten calor.

Por otro lado, es imprescindible que los perros y gatos que pasan la mayor parte del tiempo al aire libre tengan acceso a mucha agua limpia y fresca. Los cuencos de agua deberán llenarse varias veces al día durante el verano.

Igualmente, tendrás que cambiar la comida con más regularidad, ya que con el calor se echa a perder rápidamente y las moscas se sienten atraídas por la comida que se queda fuera.

También te puede interesar:
Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo