Patrocinado

¿Crees que tu perro puede tener una sensibilidad?

Existen distintos tipos de sensibilidades y en muchas ocasiones la solución puede estar en la nutrición.

iStock

Uno de cada tres perros presenta alguna sensibilidad en algún momento de su vida. Se trata, por tanto, de un problema muy habitual, que puede ser de distintos tipos: cutáneas, digestivas, del pelo, sobrepeso... y el papel del propietario es clave para detectarlas.

Identificar el problema

Todo suele comenzar con la misma pregunta: ¿has notado que...? Si la respuesta es que sí, que has notado, por ejemplo, que tu amigo se rasca más de lo habitual, tiene tendencia o es propenso a engordar, que no come como antes o que sus heces no presentan la consistencia adecuada, entonces puede tratarse de una sensibilidad. No dejes pasar el problema esperando que desaparezca solo.

Cómo actuar

En muchas ocasiones la solución a las sensibilidades puede encontrarse en la nutrición. Dependerá de la sensibilidad que presente. Si tiene problemas cutáneos, busca un alimento rico en Omega 3 y en Omega 6 para nutrir y ayudar a proteger su piel. Si detectas algo extraño en sus heces, es probable que tenga una sensibilidad digestiva y requerirá un alimento fácilmente digestible que ayude a equilibrar su flora intestinal. Un problema muy habitual es que tenga tendencia a ganar peso, más aún después de una esterilización. Para no llegar a esta situación, lo mejor será optar por un alimento con bajo contenido en grasa y un aporte de fibra que favorezca la saciedad. Eso sí, en el caso de que los síntomas persistan, o si tu perro padecía alguna patología previa, lo más recomendable siempre es acudir a un veterinario.

Hay que mantener un peso saludable

El sobrepeso es un problema que afecta a una de cada dos mascotas y que implica consecuencias importantes para su salud. La prevención es clave y por ello es necesario seguir unos hábitos saludables desde cachorros: elegir un alimento con los nutrientes adecuados para su edad y tamaño, controlar la ración diaria y hacer ejercicio. Si vemos que nuestro perro tiene cierta tendencia a ganar peso, podemos optar por un alimento como Royal Canin Lightweight Care –perteneciente a la gama Canine Care Nutrition de Royal Canin–, con bajo contenido en grasa y un aporte de fibra que favorece la saciedad.

Continúa leyendo