Conseguir que tu perro viaje tranquilo en coche es posible si…

Nuestros perros, Canis lupus familiaris, comparten con sus primos, los lobos grises, las cuatro patas de su base instintiva.

 

Estas cuatro patas son: 1). La conducta innata de caza, 2). El instinto de defensa, 3). El hecho de ser un animal gregario y 4). La tendencia a vivir en una madriguera.

Este último innatismo, su tendencia a vivir en madriguera, lo que podemos aprovechar, para que los viajes en coche con tu perro salgan sobre ruedas.

Seguridad y confort, las características de la madriguera

Para que tu perro vea que viajar en coche es como estar dentro de la madriguera, se deben cumplir dos requisitos fundamentales, que son: comodidad y seguridad.

¿Cómo hacer del coche una madriguera?

  1. Reducir las aberturas en el vehículo: todas las ventanas de tu coche, son un punto de vigilancia y estrés para tu perro. Especialmente si por alguna de ellas se acerca una persona o perro. ¿No te pasa que se pone a ladrar cuando ve que algo se acerca?

    Si quieres que tu perro se relaje en el interior del coche y no este pendiente de defenderlo, reducir la visibilidad desde tantos frentes resulta de gran ayuda.

    Para ello, puedes colocar unos parasoles o tintar las lunas

    Igualmente, si consigues que vaya tumbado y relajado en una de estas mantas comerciales que protegen los asientos, las ventanas quedarán por encima de su cabeza y no andará pendiente de lo que hay fuera.

    Otro recurso es colocar un trasportín en el interior de tu coche.  Este trasportín hay que asociarlo a algo positivo y calma, tal y como te explico a continuación.
  1. Conseguir una temperatura adecuada: las madrigueras se caracterizan por tener una temperatura agradable. Si dejas tu coche al sol un día de verano, es normal que tu perro rechace entrar. Ellos llevan muy mal las altas temperaturas, ya que únicamente eliminan el exceso de temperatura de su cuerpo a través de la lengua y de las almohadillas. Una superficie insuficiente en olas de calor.

    Mantener el vehículo siempre fresco antes de pedirle que entre y mientras tu perro está dentro, es un requisito fundamental.
  1. Positivizar el espacio: antes de iniciar cualquier viaje, te aconsejo darle a tu perro una asociación positiva con el coche, o el trasportín. Esto, debes hacerlo con antelación al viaje, por ejemplo, dándole la cena en el interior durante varios días.

  2. Convertir el coche en un espacio de tranquilidad: una vez que has positivado el coche y le has dado una asociación a tu perro con algo que le gusta, como es su comida, toca que aprenda a descansar en su interior.

    Por qué no es suficiente con que tu perro vea el interior del coche como un espacio positivo, es porque podría estar tan alegre o ansioso, que dificultara nuestra conducción. Por eso es importante que lo vea además como un espacio de calma donde relajarse. Para ello invítale a descansar en su interior tras un largo paseo.

 

  1. Habituación al movimiento: una vez que hemos conseguido que nuestro perro asocie el coche con algo positivo, como su comida, y además sea capaz de relajarse y descansar en su interior, toca iniciar la marcha.

    Algunos perros pueden marearse. Para evitar esto: 1). búscale un lugar dentro del coche lo más bajo y cercano a la parte de los asientos delanteros que puedas, 2). no le des mucha comida antes del viaje y 3). dedica todo el tiempo que necesite para acostumbrarse a verte sentado y escuchar el sonido del motor.
  1. Ayudas externas: si tu perro se muestra con ansiedad durante los viajes en coche, existen ciertas ayudas externas sin necesidad de utilizar fármacos.

    1. Feromonas apaciguantes: spray con que rociar el interior del coche 10 minutos antes del viaje y que le dan una sensación de familiaridad cuando son captadas por su potente olfato.
    2. Prendas antiestrés: prendas que comprimen ligeramente su cuerpo a modo de abrazo artificial.
Perro tranquilo viajando en coche
Perro tranquilo viajando en coche

Y ahora que mi perro ya ve los viajes como algo positivo y tranquilo…

…no olvides:

  1. Descansar cada dos horas: Al igual que nosotros, los perros también necesitan estirar las patas, beber algo y hacer sus necesidades.

    Sacarle 10 minutos será suficiente pero no olvides maximizar la seguridad, ya que es frecuente parar en zonas cercanas a la carretera o desconocidas para tu perro.
  1. Maximizar la seguridad: Es importante que tu perro no pueda distraerte ni interferir en tu conducción. También, que en caso de frenada brusca o colisión no suponga un riesgo para el resto de ocupantes del vehículo ni para el mismo.

    La DGT ha realizado pruebas técnicas que muestran como un perro suelto en el maletero, sale disparado por la luna delantera suponiendo un peso enorme que podría matar a los ocupantes del vehículo en caso de frenada brusca o colisión.

    Las mejores opciones en cuanto a seguridad son: 
    1. Para perros pequeños: un trasportín en horizontal colocado en el suelo entre los asientos traseros y delanteros
    2. Para perros grandes: trasportín bien fijado en el maletero y además barrera de seguridad
    3. Sin trasportín: Arnés de doble seguridad atado en corto con mecanismo de cinturón. 
  1. Las tres máximas de la salud

    1. Cartilla sanitaria al día y visitar a tu veterinario antes y después del viaje. Te informará de riesgos de la prevención según tu destino de viaje.
    2. Localizar el veterinario 24 horas de tu zona de vacaciones
    3. Bajo ningún concepto dejes a tu perro solo en el coche en verano, ni a la sombra, ni por dos minutos. Es un enorme riesgo a su vida.
Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo