¿Cómo saber si un perro tiene familia?

Si encontramos un perro solo en la calle, no siempre puede tratarse de un abandono. Pero ¿cómo podemos saber si realmente está extraviado?

El 15,6% de los perros llevados a los centros de recogida de animales, fueron devueltos a su familias. Por lo que estaríamos hablando de más de 25.200 perros extraviados (y recuperados) al año. Una cifra basada en un estudio realizado a tan solo 387 centros de los más de 1.000 que se estiman que existen en España.

A este número, habría que sumar todos aquellos animales que son recuperados por sus familias sin pasar por ningún refugio y aquellos de los que nunca son encontrados…

Una vez más, debido a la falta de registros oficiales, nos encontramos con hablando de una cantidad inestimable de animales extraviados. Aunque, sin lugar a duda, podemos afirmar que el número de perros que se pierden al año no solo supera la decenas de miles, sino que se aproxima a los cientos de miles…

Por tanto, aunque existe una posibilidad alta de que si nos encontramos a un perro solo en la calle se trate de un animal sin hogar, no debemos desdeñar la posibilidad de que tenga una familia que le esté buscando.

¿Lleva algún tipo de identificación visible?

Hoy en día podemos encontrar una gran gama de accesorios que poner a nuestro perro que sirven para que cualquier persona que se encuentre con él, pueda contactar con la familia directamente.

Las más extendidas son las chapas identificativas, que se cuelgan del arnés o collar del animal con el número de teléfono de contacto. También hay collares y arneses que llevan la información bordada o sobreimpresa. E incluso hay sistemas que llevan un código QR que no solo nos pondrán en contacto con su familia, incluso mandarán a ésta inmediatamente la ubicación exacta donde ha sido leído el código o información de vital importancia para el animal, como si tiene alguna enfermedad.

Si conseguimos acercarnos al animal con seguridad y ver si lleva uno de estos sistemas de identificación, podemos ahorrar el can y su familia la traumática experiencia de pasar por un centro de protección animal y agilizar su vuelta a casa.

¿Lleva microchip?

Si el animal no porta ningún elemento con el que a simple vista podamos localizar a su familia, lo siguiente sería saber si tiene microchip. Y la única manera de saberlo es teniendo un lector y acceso a los registros de identificación de animales de compañía.

Hay que recordar, una vez más, que cualquier animal que se encuentre en la calle es responsabilidad del ayuntamiento correspondiente. Por lo que llamando al servicio de recogida municipal o, en su defecto, a la Policía Local o, en su defecto, a la Guardia Civil, deberían acudir los servicios locales para realizar la lectura del microchip del perro y, en el caso de lectura positiva, contactar con la familia o, en el caso de que no esté identificado, llevárselo al centro de recogida.

También cabe la posibilidad de que nos dirijamos con el animal que hemos encontrado a una clínica veterinaria para que pasen el lector y así localizar a su propietario.

El chip no lo es todo

A pesar de que la identificación por microchip es obligatoria en perros y, además, nos ofrece una garantía de que, en caso de pérdida o sustracción, podemos recuperar a nuestro mejor amigo, muchas familias hoy en día optan inexplicablemente por no implantárselo.

También puede pasar que los datos de contacto asociados al microchip no estén actualizados, que haya sido extirpado del animal (común en casos de perros robados) o bien que se dé el extraordinario caso de que el dispositivo se haya desactivado.

En el primer caso, puede darse que la familia haya cambiado de número de teléfono o domicilio y no haya tenido presente avisar a su veterinario para que modifique los datos en el registro, e incluso que se haya informado erróneamente al realizar el alta ¿quién no se ha confundido alguna vez?

Por suerte, los microchips no solo asocian al perro con un “propietario”, también lo asocian veterinario que lo implantó e incluso al último que le vacunó de la rabia. Así que aún queda alguna posibilidad de localizar a sus familia, poniéndonos en contacto con el profesional sanitario para saber si tienen registrados en sus sistemas de gestión la información de contacto de sus familias.

Si la lectura del microchip es infructuosa, tampoco quiere decir inexorablemente que el perro no tenga familia. Pero su búsqueda se vuelve terriblemente más complicada. Podemos poner carteles por la zona donde fue encontrado, preguntar en clínicas veterinarias, entidades de protección animal, informar a la Policía Local y Guardia Civil por si alguien hubiera denunciado la pérdida de su animal, publicar su foto en redes sociales… Y cruzar los dedos para que ese animal no se sume a los cientos de miles de animales que esperan un hogar.

Referencias:

Dr. Jaume Fatjo. 2021. Estudio “El nunca lo haría” de la Fundación Affinity sobre el abandono, la pérdida y la adopción de animales de compañía en España 2020

Beatriz Ramos

Beatriz Ramos

Especialista en comunicación digital del sector del animal de compañía, veterinaria y One- Health. Es productora y realizadora de ''Como el Perro y el Gato'' de Onda Cero. También es directora del podcast ''No Solo Perros y Gatos''. Además, es gerente de la Fundación Mascoteros. ATV y co-propietaria de Centros Veterinarios Mascoteros.

Continúa leyendo