¿Cómo saber si un conejo está durmiendo?

Los conejos son animales muy desconfiados que no se relajan al 100% cuando duermen, y por ello se suele decir que duermen con un ojo abierto.

 

Tenemos que tener en cuenta que los conejos salvajes son presas fáciles y por ello, por mucho que conozcan su entorno, siempre están pendientes de lo que pasa a su alrededor. Nunca logran descansar del todo, ya que duermen en un estado similar a la vigilia.

Aunque cada vez es más habitual encontrar conejos en los hogares, estas costumbres no han cambiado. Son ya animales de compañía, pero la evolución de las diferentes especies no cambia tan rápidamente. Por eso, los conejos siguen sin dormirse del todo.

¿Cómo duermen los conejos?

Si nunca has convivido con un conejo puede que te llame la atención todo lo que tiene que ver con su forma de dormir.

Los conejos disfrutan durmiendo en sus madrigueras, por lo que en su jaula necesitan disponer de un espacio similar. Para poder descansar buscarán un refugio seguro y tranquilo donde se sientan protegidos. Estar en un espacio amplio y abierto solo les proporciona inseguridad y estrés a la hora de dormir.

Además, son animales que suelen dormir de día y estar más activos por la noche. Tiene sentido si pensamos en cómo sobreviven en la naturaleza. Por el día se esconden a dormir y por la noche se activan para buscar comida, desplazarse o disfrutar del movimiento.

Cada día duermen entre seis y ocho horas de manera habitual. Si están en un entorno en el que realmente se sientan a gusto pueden llegar a dormir 10 horas del tirón.

¿Cómo saber si un conejo está durmiendo?

A veces no está claro si un conejo está dormido o despierto. Por ejemplo, puede tener una respiración relajada y estar inactivo pero a la vez tener los ojos abiertos. Esto ocurre cuando se está adaptando a un nuevo espacio o se siente inseguro.

Según vaya estando más tranquilo y confiado el sueño será más tranquilo y ya podrás verle dormir con los ojos cerrados.

Para saber si está realmente dormido o no deberás fijarte en su respiración y en su respuesta a los estímulos visuales (no tanto a los sonoros, que podrían despertarle).

Otras 8 curiosidades sobre los conejos

A pesar de lo comunes que son los conejos hoy en día como animales de compañía, muchas personas se siguen sorprendiendo al conocer ciertas curiosidades sobre ellos que creemos y no siempre son ciertas.

  • No comen zanahorias: en serio, los conejos no comen zanahorias. A pesar de que has visto a Bugs Bunny comerlas cientos de veces, junto a otros conejos de la cultura pop, no son especialmente recomendables para ellos. Lo que sí comen gustosos son las hojas verdes.
  • Son muy sensibles al calor: por eso siempre hay que tener en cuenta el tiempo que vas a dejarles solo. Si puede que tardes en llegar a casa, lo ideal es dejarle bastante agua a su disposición. Cuando estás en casa con él es más fácil que puedas ir rellenándole el agua todas las veces que lo necesite.
  • Comen sus propias cacas: hacen diferentes tipos de heces, y unas de ellas tienen una gran cantidad de nutrientes y por eso los conejos las ingieren.
  • Tienen un periodo de gestación muy breve: dura más o menos un mes, entre 28 y 32 días. Y de una sola vez puede tener entre cuatro y 12 crías.
  • Se aburren fácilmente: es un animal que, durante las horas que está despierto, tiene mucha actividad. Por eso necesita juguetes o interacciones que le ayude a estar movido.
  • Existe una raza de conejos enormes: aunque habitualmente miden entre 30 y 50 centímetros, los conejos de Flandes pueden alcanzar los 80 centímetros fácilmente y los 10 kilos de peso.
  • Sus dientes nunca dejan de crecer: por eso necesitan desgastarlos constantemente. Necesitan tener mucho heno a mano y quizá algún juguete que también le ayude.
  • Tienen una visión de casi 360º: La disposición de los ojos en sus caras es lo que facilita esta visión tan completa. No hay que olvidar que este tipo de visión le resulta imprescindible en un hábitat abierto para poder sobrevivir.

El conejo es un animal fascinante, sociable y amoroso. Por eso ha ganado mucha popularidad como animal de compañía. Sin embargo, y como siempre, cuanto más sepas sobre este animal antes de convivir, mejor.

Javier Fernández

Javier Fernández (Animales Exóticos 24H)

Licenciado en veterinaria por la universidad Complutense de Madrid, con un postgrad en "General Practitioner Certificate in Exotic Animal Practice" por la European School of Veterinary Postgraduate Studies y un Master avanzado en Medicina y cirugía de animales exóticos. Es miembro del GMCAE (Grupo de Medicina y Cirugía de Animales exóticos) y de Association of Exotic Mammal Veterinarians (AEMV). Es parte del comité científico de la Asociación Madrileña de pequeños animales (AMVAC) y colaborador honorífico de la Universidad Complutense. Desde el 2016 es codirector del Hospital Animales exóticos 24h encargado de la parte de pequeños mamíferos. Es autor de varios artículos de veterinaria y ha impartido diversas ponencias en congresos nacionales e internacionales. Ha hecho diversas estancias pasando por diversos sitios reconocidos como el Oceanografic de Valencia, Zoo- Aquarium de Madrid, Faunia. La estancia que mas le marcó fue en el Cape Wildlife Center en EEUU en el 2013 donde se dedicaba a recuperar animales salvajes de la fauna norteamericana. En el 2016 se decide junto con su socio Pablo Casar a montar el Primer hospital veterinario de Animales exóticos que coordinan juntos desde entonces.

Continúa leyendo