Como organizar un día de playa con tu perro

Hoy en día existen multitud de playas amigables con las mascotas. Esto hace que ir a la costa con tu perro ya sea una opción para el verano. Pero, ¿cómo organizar una jornada en la playa con tu mascota?

 

Lo que debo llevar a la playa si llevo a mi perro:

  • Cartilla sanitaria al día
  • Desparasitación externa e interna al día
  • Bolsas para recoger sus deposiciones
  • Sombrilla para protegeros del sol y crema solar para perros
  • Crema protectora de almohadillas o botitas
  • Toalla para descansar y secarse
  • Plato de agua y abundante agua fresca
  • Su correa y arnés en perfecto estado
  • Chaleco de ayuda a la flotabilidad
  • Un juguete
  • Botiquín de primeros auxilios canino
  • El teléfono y dirección del veterinario más cercano

Otras cosas que debo tener en cuenta:

  1. Respetar la legalidad
    Durante la temporada veraniega los horarios y las normas de acceso pueden ser diferentes entre una localidad y otra. Lo más recomendable es informarse de las normas del ayuntamiento correspondiente, con suficiente antelación.
    No olvides llevar la cartilla sanitaria e identificación del animal, y respetar al resto de usuarios. Importantísimo limpiar inmediatamente sus deposiciones tal y como marca la ley.
  1. Revisa el acceso a la playa
    ¿Alguna vez has sentido como quema la arena de la playa bajo la planta de tus pies?
    Como nuestros perros ¡no llevan zapatos!, toma precauciones para que no se queme las almohadillas y revisa el camino y la distancia que habréis de recorrer hasta llegar al agua.
  1. Asegura que tendréis sombra para evitar golpes de calor
    Tan importante como el calor bajo las almohadillas de tu perro, es el calor sobre su cabeza.
    Ellos, no sudan para eliminar el calor de su cuerpo. Las únicas vías de traspiración son sus almohadillas y su lengua. Una superficie insuficiente cuando el mercurio sube demasiado. Asegúrate de que la playa cuenta con zonas de sobra y ve preparado con una buena sombrilla.
    Importante mencionar que los perros braquicéfalos como los bulldogs, por su anatomía, serán incapaces de desalojar un mínimo de calor y podría entrar en riesgo su vida, si los llevamos a la playa durante el día.
  1. Lleva agua abundante y evita la deshidratación
    Las altas temperaturas van a demandar una mayor ingesta de agua en tu perro. No permitas que beba agua salada, pues esto podría deshidratarlo aún más. Lo recomendable es que lleves agua en abundancia y la tengas disponible para tu perro. Puedes llevar, por ejemplo, una botella fría de la nevera y otra helada del congelador.
  1. Los perros también pueden ahogarse
    A muchos perros les encanta nadar. Jamás permitas que tu perro nade sin supervisión. Los perros que tienen una anatomía con el tronco más macizo, como los de raza labrador retriever, son tan apasionados por el agua, que podrían correr riesgos y ahogarse.
    Existen chalecos que aportan una pequeña ayuda a la flotabilidad, permitiéndoles ahorrar energía y cansarse un poco menos. Estos chalecos son especialmente útiles en perros de edad avanzada.  
Perro con chaleco de ayuda a la flotabilidad
Perro con chaleco de ayuda a la flotabilidad
  1. Asegura el buen comportamiento de tu perro para evitar problemas de convivencia con otros usuarios
    Recuerda que la playa es un espacio compartido y el buen ambiente depende de cada acción individual.
    Cuida que tu perro no tenga comportamientos molestos para el resto de personas y perros que disfrutan de la playa.
  2. Asegúrate de saber actuar ante una emergencia para evitar males mayores
    Como hemos mencionado, la playa no está exenta de riesgos para nuestros perros: 
    1. Los peligros de la arena: puede abrasar las almohadillas de tu perro, simplemente por estar muy caliente. Pero también si es de los que le gusta rascar y hacer agujeros pueden aparecer abrasiones. Ingerir arena también puede ocasionar obstrucciones fatales en su sistema digestivo.
    2. Los peligros del agua: un perro puede ahogarse exactamente igual que una persona. También puede acabar deshidratado si bebe agua del mar.
    3. Los peligros del sol: ten en cuenta que el sol trae muchos peligros para las personas, cuando se toma sin protección o está en sus horas centrales. No solo es posible que tu perro, pueda sufrir un golpe de calor, sino que muchos perros hoy en día tienen problemas de alergias y quemaduras por el sol en su piel. Esto es común en perros de pelo corto y blanco. Consulta con tu veterinario si es necesario que le pongas un protector solar específico para perros.
    4. Los peligros del juego: un perro que juega es un perro feliz. También puede tener un incidente, darse un golpe o lesionarse. Ten a mano el teléfono y localización de un veterinario próximo.

 

Mapa de España con playas para perros actuales

 

Io Almagro

Io Almagro

Doctora en Biología. Se licenció en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras realizar un Máster en Biología de la Conservación por la Universidad Complutense de Madrid y otro Máster en Geología por la Universidad de Granada se doctoró en la Universidad de Granada dentro del programa de doctorado de Ciencias de la Tierra. Su tesis obtuvo la calificación máxima de sobresaliente cum laude y mención internacional. Apasionada por los perros desde los 5 años, Ío Almagro también es técnico en adiestramiento canino y colabora como experta en perros dentro del programa “Como el perro y el gato” retrasmitido por onda cero y melodía fm. Es colaboradora docente en los cursos de bienestar animal y social impartidos por la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y tiene su propia consultoría sobre comportamiento canino losperrodealma.com donde ayuda a las personas a vivir más felices con sus perros.

Continúa leyendo