Cómo montar a caballo

Para montar correctamente a caballo se requiere entrenamiento y experiencia. Además, tendrás que aprender a dirigirlo.

caballo con bridas
iStock.

Montar a caballo puede ser una experiencia increíble. Sin embargo, se necesita mucho entrenamiento y experiencia para hacerlo de forma adecuada. Si estás pensando en montar a caballo, tendrás que asegurarte de saber cómo montar y dirigir a tu caballo para que se mueva correctamente. Además, el trabajo preliminar es lo más importante, por lo que siempre deberías entrenar con tu caballo antes de montarlo. Solo así lograrás tranquilizarlo y sabrá que eres tú quien domina la situación.

Aprende a montarte

Antes de montar a tu caballo, tendrás que aprender a subirte correctamente al sillín. Si eres principiante, podrías utilizar un bloque de montaje. Es una estructura de manera que puede ayudarte a montar el caballo. También puedes pedirle a alguien que le sujete la cabeza a caballo mientras intentas subir.

Móntate por el lado izquierdo del caballo, colocando el pie izquierdo en el estribo izquierdo y lanzando el cuerpo hacia arriba. Después, levanta la pierna derecha suavemente sobre el lomo del caballo e introduce el pie derecho en el estribo. Además, si es la primera vez que montas deberías elegir un caballo que esté entrenado, ya que los caballos jóvenes o mal entrenados suelen moverse durante el montaje.

Mantén el equilibrio

Cuando ya estés en el sillín, tómate un tiempo para asegurarte de que estás en la posición correcta para mantener el equilibrio. La espalda y los hombros deberán estar rectos, con la mayor parte del peso descansando sobre el asiento. Del mismo modo, las piernas deberán estar hacia dentro, como si estuvieras abrazando al caballo. No es necesario que aprietes demasiado, pero sí debes tener las piernas curvadas hacia dentro del animal.

mujer a caballo
iStock.

Indícale que se mueva

Existen muchas formas de indicarle a un caballo que se mueva, dependiendo del lugar donde se viva. Puedes apretar suavemente el costado del caballo con las piernas para indicarle que camine, o bien darle un golpecito con los talones (siempre con mucho cuidado y suavidad).

Otra opción son las señales verbales. Dependiendo de cómo se haya entrenado al caballo, podría responder a un chasquido u otra señal. Si no es tu caballo, pregúntale al entrenador si hay algún sonido al que responda.

Camina con tu caballo

Si el caballo ya ha empezado a caminar, tendrás que darle indicaciones para dirigirle. Si quieres indicarle que gire a la derecha, podrías tirar ligeramente de las riendas con la mano derecha. También puedes usar las piernas y el cuerpo para indicarle al caballo que se mueva en una dirección, ya que estos animales pueden sentir los movimientos del asiento.

Si ya has cogido confianza caminando, presiona suavemente tus piernas contra los costados del caballo para indicarle que trote. Recuerda sentarte bien en la silla y mantener el contacto con las piernas para evitar cualquier accidente. ¡Listo para galopar!

Continúa leyendo