Cómo mantener limpia a tu cobaya

La limpieza será más fácil si entrenas a tu cobaya para que use una caja de arena.

cobaya al aire libre
iStock.

Tener una mascota en casa es una idea estupenda si buscas compañía y entretenimiento. Sin embargo, algunos animales que viven en jaulas, como las cobayas, suelen producir olores desagradables. Debes mantener su entorno limpio si quieres evitar los malos olores. Además, la mayoría de las cobayas son muy limpias, pero algunas razas de pelo largo requieren de más cuidados. Si quieres que tu mascota huela bien tendrás que aprender a limpiar su jaula.

Limpia su jaula con regularidad

Una limpieza completa implica desechar todo el lecho. Una vez que hayas retirado las virutas o la paja, tendrás que limpiar el fondo de la jaula con agua y jabón, enjuagando muy bien y colocando lecho nuevo en el interior. Puedes usar una mezcla de agua con vinagre blanco para desinfectar la jaula una vez a la semana. De esta forma, conseguirás eliminar los malos olores.

Si tienes más de una cobaya, tendrás que limpiar la jaula a diario además de realizar una limpieza profunda una vez a la semana. La mayoría de las cobayas usan una zona de la jaula como baño, por lo que limpiar esa área a diario te ayudará a reducir la suciedad.

cobaya en una jaula
iStock.

Entrena a tu cobaya

La limpieza será más fácil si entrenas a tu cobaya para que use una caja de arena. Si puedes, identifica cuál es la zona que utiliza tu mascota como baño y coloca una caja de arena específica para roedores. Sin embargo, no esperes que tu cobaya la utilice siempre, ya que estos animales no pueden ser entrenados como los gatos.

Tendrás que limpiar la caja de arena a diario o cada tres días como máximo, dependiendo de cuánto la use tu roedor.

Cuidado con los baños excesivos

La mayoría de las cobayas son muy limpias y no necesitan baños frecuentes. Sin embargo, si tu roedor es de pelo largo tal vez necesite que la asees con más regularidad. Ten en cuenta que bañarla en exceso podría hacerla enfermar, ya que se enfrían fácilmente. Por eso, hazlo únicamente cuando sea verdaderamente necesario.

Por otro lado, el cepillado reduce la necesidad de bañar a las cobayas de pelo largo. Utiliza un cepillo de cerdas suaves para cepillarle y recórtale el pelo con regularidad para minimizar la suciedad de su cabello. ¡Seguro que tu mascota lo agradecerá!

 

Continúa leyendo