Cómo manejar el estrés en los gatos

Tu gato podría mostrarse triste u ocultarse durante largos periodos de tiempo.

gato estresado
iStock.

Tu compañero peludo podría estresarse por diferentes eventos cotidianos: desde conflictos con otros gatos que convivan en el hogar hasta cambios en su rutina diaria. Por ello, si quieres que tu gato esté feliz y lleve una vida saludable, es fundamental que conozcas las situaciones que podrían desencadenar cambios en su comportamiento (y además ser perjudicial para su bienestar). ¡Toma nota!

Un grupo de veterinarios de la Universidad Autónoma de Barcelona ha publicado un estudio en la Revista de Medicina y Cirugía Felina que analiza cómo se manifiesta el estrés en los gatos y describe estrategias que se pueden utilizar para prevenirlo o reducirlo.

El estrés puede provocar una variedad de cambios de comportamiento. En algunos gatos, el estrés inhibe el comportamiento normal. Por ejemplo, reduce el comportamiento exploratorio (el cual está presente de forma natural en todos los felinos) o disminuye los comportamientos afiliativos (como el aseo social).

Signos de estrés en los gatos

Estos gatos pueden mostrarse tristes u ocultarse durante largos periodos de tiempo y los dueños podrían no darse cuenta de que su gato está estresado. Otros gatos podrían mostrar signos más obvios de estrés, como un aumento del marcado de la orina y trastornos compulsivos (como el acicalamiento excesivo). 

Además, estos problemas de comportamiento afectan negativamente a la relación entre humanos y gatos, lo que en muchas ocasiones lleva al abandono del animal o incluso a la eutanasia. Asimismo, independientemente de cómo muestre tu mascota el estrés, este tiene un efecto verdaderamente perjudicial sobre su salud. Por ello, es fundamental minimizar o eliminar el estrés en los gatos.

gato con estrés
Pixabay.

¿Cómo ayudo a mi gato?

Existe una variedad de estrategias que pueden ayudar a tu mascota a prevenir o reducir el estrés. Por ejemplo, si convives con varios gatos (y suelen pelear entre ellos) es importante que reduzcas el conflicto en la medida de lo posible. Para ello, puedes recurrir al enriquecimiento ambiental, aumentando su actividad física y social.

Otra opción son el uso de feromonas, pues el estrés también depende del temperamento del gato. Las feromonas son muy útiles para ayudar a tu mascota a desarrollar un temperamento equilibrado.

Las feromonas sintéticas se comercializan en tiendas de mascotas y centros veterinarios. Además, son una imitación química de las feromonas naturales que los gatos segregan para calmarse, sentirse seguros y marcar territorio. 

Rocío

Rocío Sánchez Montilla

Periodista freelance. Más malagueña que desayunar pitufos o ponerle nombre a los cafés. Escribo sobre ciencia, naturaleza o mundo animal cuando mi gata no está encima del teclado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo