Cómo interactuar con un perro inseguro

El refuerzo positivo es fundamental si quieres ganarte la confianza de un perro asustadizo o agresivo.

perro con miedo
iStock.

Si tienes un perro miedoso, inseguro o agresivo, sabrás que no es fácil acercarte a él. Sin embargo, con mucho entrenamiento y paciencia tu mascota podría coger confianza y establecer lazos afectivos con otros animales y seres humanos. Por otro lado, si quieres interactuar con el perro de otra persona tendrás que preguntar primero y seguir las normas del dueño. A continuación explicamos algunas pautas para interactuar con un perro inseguro.

Busca la causa de su agresividad

Cuando notes que tu perro se está comportando de manera agresiva, echa un vistazo a tu alrededor y busca las posibles causas de su comportamiento. ¿Hay coches o gatos cerca de la casa? ¿Se asusta con un sonido en concreto, como el de la aspiradora? ¿Tiene miedo a la oscuridad o a quedarse solo?

Igualmente, es importante conocer la historia del animal. Si tu perro fue maltratado por su familia anterior, es normal es que tenga miedo a las personas. Deberás tener más paciencia si cabe y darle mucho cariño hasta que consigas ganarte su confianza. Además, si descubres que la causa de su comportamiento eres tú, tendrás que acercarte a él de una forma más delicada.

husky con miedo
iStock.

Acércate lentamente

Si todavía no te has ganado la confianza de tu perro, es mejor que no te acerques a él de frente ya que podría tomárselo como un gesto desafiante. En su lugar, acércate de lado muy lentamente. También deberías evitar mirarle a los ojos fijamente, ya que se trata de un signo de dominación y es posible que el perro no quiera socializar contigo.

Otra técnica que funciona es ponerte al mismo nivel del perro. Colocándote de cuclillas o sentado el perro entenderá que estáis en una posición de igualdad y, por tanto, estará más relajado cuando interactuéis. Sin embargo, no es recomendable utilizar esta postura si el perro se muestra agresivo.

Refuerzo positivo

Una buena forma de ganarte su confianza es dándole refuerzo positivo. Por ejemplo, en lugar de darle directamente un abrazo podrías abrazar uno de sus juguetes favoritos y después soltarlo frente a él. También puedes emplear golosinas como trozos de pollo, galletitas para perros o comida húmeda. Puede que al principio le cueste, pero poco a poco tu mascota se irá acercando para pedirte más premios.

Por supuesto, si ninguna de estas técnicas funciona tendrás que ponerte en las manos de un adiestrador canino profesional.

Continúa leyendo