Cómo evitar que los gatos se coman las plantas

Si tienes un jardín en casa es posible que tu minino decida morder las plantas, jugar con las hojas o cavar en la tierra.

gato
iStock.

Los gatos, especialmente las crías, son unos animales muy curiosos. Por ello, si tienes un jardín en casa es posible que tu minino decida morder las plantas, jugar con las hojas o cavar en la tierra. Esto podría ser realmente peligroso, ya que algunas plantas son muy venenosas para los gatos (como los lirios). Además, aunque no tengas plantas tóxicas en casa, este comportamiento podría dañar tus flores y arruinar tu jardín. A continuación te explicamos cómo evitar que tu mascota se coma las plantas.

Entrena a tu mascota

En primer lugar, deberías entrenar a tu mascota para que no se acerque a las plantas. Una buena idea es hacer que el gato asocie acercarse a las plantas con algo negativo, como ser rociado con agua. Por ello, si ves que tu mascota muerde una planta podrías rociarle un poco de agua con un espray (a ser posible sin que te vea para que no asocie el castigo contigo). Además, nunca deberías gritarle, ya que tu mascota podría asustarse y alejarse de ti. 

También podrías utilizar el refuerzo positivo, premiando a tu mascota con una golosina saludable cada vez que se aleje de las plantas.

Proporciónale a tu gato una alternativa

Es posible que tu gato muerda las plantas porque se aburre en casa. Por ello, si quieres evitar este comportamiento una buena opción es regalarle juguetes. Si le dedicas tiempo a diario, seguro que tu mascota se olvidará poco a poco de las plantas. Los juguetes de cuerda suelen funcionar muy bien, ya que los gatos corren por toda la habitación intentando alcanzar la cuerda.

Igualmente, si dispones de un puntero láser podrás jugar con tu minino sin cansarte, ya que tu gato correrá por toda la casa tratando de alcanzar el punto rojo.

gato comiendo planta
iStock.

Coloca hierba gatera 

Puedes aprovechar la atracción que tu gato siente por las plantas y colocar hierba gatera en casa. Con suerte, tu gato se centrará en la hierba gatera y no destruirá tus plantas favoritas.

Asimismo, los gatos odian las plantas de aromas fuertes como la lavanda, el romero o el naranjo. Si te decantas por estas plantas, es posible que tu minino no quiera acercarse a ellas.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo