Cómo entrenar un cachorro de rottweiler

A los cachorros se les puede enseñar las normas básicas de obediencia a partir de las ocho semanas de edad.

entrenamiento en perros
iStock.

Los rottweilers son unos perros muy leales, cariñosos y obedientes. Esa lealtad, combinada con su inteligencia, los convierte en unas mascotas idóneas para el entrenamiento. Un perro bien entrenado es un perro educado y feliz, ya que sabe cuál es su lugar dentro de una familia humana. Por eso, invertir un poco de tiempo a diario en el entrenamiento de tu cachorro hará que se adapte mejor a la familia y lo convertirá en una mascota equilibrada.

Emplea el refuerzo positivo

A los cachorros se les puede enseñar las normas básicas de obediencia a partir de las siete u ocho semanas de edad. Además, la clave del entrenamiento es hacer que cada sesión sea divertida y breve. Si tu rottweiler es demasiado pequeño un minuto o dos de entrenamiento a diario es más que suficiente, ya que no podrá mantener la atención durante mucho tiempo.

Asimismo, tendrás que emplear el refuerzo positivo y premiar a tu cachorro cuando cumpla una orden. Puedes darle una golosina, un poco de comida húmeda o elogiarle de forma cariñosa. La recompensa tendrás que dársela al momento, por lo que es importante que tengas a mano una bolsa de golosinas cuando estés entrenándole.

Cuando el cachorro obedezca a tus órdenes, podrás ir eliminando las golosinas gradualmente y reemplazarlas por elogios o caricias.

entrenamiento a rottweiller
iStock.

Utiliza palabras cortas

Los comandos que utilices deberán ser breves, una o dos palabras como mucho. Además, tu voz tendrá que ser amigable, por lo que es importante que no le grites nunca ni pierdas la paciencia. Recuerda que tu cachorro está obedeciendo porque quiere complacerte en ese momento.

Además, el momento más adecuado para realizar una sesión de entrenamiento es cuando tu cachorro se encuentre enérgico y relajado. Nunca entrenes a tu mascota si tiene sueño, está nervioso o no se encuentra bien, ya que probablemente no te prestará atención.

Entrena el tiempo adecuado

Si tu cachorro tiene más de seis meses, podrás entrenarle durante diez o quince minutos. Prueba a realizar cinco repeticiones de un comando, luego pasa a otro y haz otras cinco repeticiones. Cuando se acabe el tiempo, recompensa a tu mascota y felicítalo. Puedes realizar el entrenamiento hasta tres veces al día con distintas órdenes.

Además, al principio tendrás que hacer un mayor hincapié en cada orden. Cuando le enseñes a sentarse por primera vez, por ejemplo, intenta que se siente durante tres segundos antes de recompensarlo. A medida que vaya aprendiendo, aumenta el tiempo hasta que sea capaz de permanecer al menos durante treinta segundos.

También te puede interesar:

Continúa leyendo