Vídeo de la semana

Cómo enseñar a los niños a cuidar de las mascotas

Los más pequeños de la casa pueden ayudar en los paseos o en la higiene de la mascota.

niña y perro
iStock.

Tener una mascota es muy beneficioso, especialmente para los niños. Puede enseñarle el valor de la responsabilidad, el compañerismo y el cuidado de quienes nos rodean. Sin embargo, las mascotas son una responsabilidad para toda la vida, por lo que todos los miembros de la familia (incluidos los niños) tendrán que cooperar en los cuidados. A continuación te explicamos cómo enseñar a los más pequeños del hogar a cuidar de sus mascotas. ¡Toma nota!

Comida y agua

Si los niños todavía son pequeños, pueden encargarse de colocarle la comida y el agua en el comedero y bebedero. Establece unos horarios de alimentación para que a los pequeños les sea más fácil aceptar la rutina.

Si tienes un perro, conejo, pájaro o hámster, los niños también pueden vigilar que siempre tengan agua fresca. No obstante, si son menores de diez años, es posible que necesite ayuda para verter el agua en el plato de la mascota.

Limpiar sus desechos

También es importante que los niños se encarguen de limpiar los desechos de la mascota. Esto implica recoger los alimentos que se caigan del comedero, limpiar el agua alrededor del bebedero o recoger sus juguetes y colocarlos en una zona concreta.

Por supuesto, también pueden ayudar a los adultos con la limpieza de la jaula o la sala de estar, aunque siempre con supervisión. Si tienes un hámster, un pájaro o un conejo, pueden ayudar a retirar el sustrato y reemplazarlo por uno limpio. En cambio, si tienes un pez el niño podría ayudar cambiando el agua de la pecera para que esté limpia y fresca.

Higiene de la mascota

Los niños también pueden ayudar en la higiene de la mascota cepillándola a diario, especialmente en el caso de los perros, conejos o gatos. No obstante, si los niños son muy pequeños deberían hacerlo bajo la supervisión de los padres para evitar

Además, los conejos, pájaros, hámsteres o gatos son capaces de limpiarse por sí mismos, por lo que no necesitan baños regulares.

niño y perro
Istock

Paseos a diario

Los perros necesitan pasear a diario, especialmente los perros de tamaño mediano y grande. Por ello, es una idea estupenda que los niños más grandes ayuden con los paseos. Deberás crear un horario para caminar con el peludo y establecer turnos. Si los niños son pequeños, pueden ayudar colocándole el collar o el arnés al perro.

Por otro lado, si tienes un gato, conejo o hámster es posible que no necesiten paseos. En cambio, los niños pueden pasar tiempo jugando con las mascotas para que hagan algo de ejercicio.

También te puede interesar:

Continúa leyendo