Cómo elegir un cachorro de shiba inu

Al elegir un cachorro es imprescindible ver a toda la camada y observar cómo interactúan entre sí.

cachorro de shiba inu
iStock.

El shiba inu es una raza de perro originaria de Japón. Estos perros son leales, cariñosos e inteligentes. Sin embargo, al igual que otras razas, estos perros tienen problemas de temperamento que debes tener en cuenta. Por eso, si estás pensando en adoptar un cachorro de esta raza deberías hacer una investigación exhaustiva y pensar si puedes proporcionarle todos los cuidados necesarios. Recuerda que adoptar un animal es un compromiso muy serio.

Comprende su instinto de caza

Los shiba inus se criaron inicialmente como perros de caza. No obstante, hoy en día son animales de compañía leales y cariñosos. El shiba inu es un perro fuerte con instinto de presa, por lo que suele escaparse cuando ve algo que quiere perseguir. Además, es más ágil y fuerte de lo que parece, por lo que tendrás que enseñarle las técnicas básicas de obediencia.

Asimismo, estos perros son muy inteligentes y emplean su astucia para sus propios fines. Por eso, esta raza no siempre es fácil de entrenar. Sin embargo, si tienes experiencia con perros y buscas un desafío, entrenar a un perro de esta raza puede ser una gran experiencia.

cachorro de shiba inu
iStock.

Busca un criador de confianza

Un criador profesional siempre te permitirá ver a todos los cachorros así como a los padres de la camada. De hecho, suelen estar orgullosos de sus instalaciones y se aseguran de que sus perros vayan a un hogar definitivo. Cuando acudas a un criador, comprueba que la madre está al día con las vacunas y que los cachorros se encuentran desparasitados.

Además, al elegir un cachorro es imprescindible ver a toda la camada junta y observar cómo interactúan entre sí. Los cachorros de shiba inu deben ser curiosos y confiados. Busca un cachorro juguetón y evita los tímidos, nerviosos o asustadizos, ya que los cachorros de shiba inu agresivos suelen convertirse en adultos agresivos.

Asegúrate de que está bien socializado

La socialización es fundamental para cualquier cachorro, pero aún más para los shibas. Tienen una personalidad fuerte y son propensos a expresar su opinión. Por eso, si no quieres un perro ansioso que utilice su energía de forma inapropiada tendrás que socializarlo desde las tres semanas de edad hasta las dieciocho semanas.

Por supuesto, si el cachorro muestra problemas de comportamiento o es excesivamente temperamental tendrás que acudir a un adiestrador canino.

Continúa leyendo