Cómo elegir un cachorro de jack russell

Los jack russell terriers son muy inteligentes y enérgicos, por lo que necesitan mucha estimulación física y mental.

jack russell
iStock.

Los jack russell son unos perros enérgicos, divertidos y cariñosos. Sin embargo, si quieres educarle adecuadamente tendrás que dedicarle mucho tiempo y entrenamiento. Estos perros son muy fuertes y temperamentales, por lo que necesitan a una persona con experiencia para manejar su comportamiento y evitar que se vuelvan agresivos. Por eso, si estás pensando en adoptar un cachorro de esta raza deberías asegurarte de que su puedes proporcionarle todos los cuidados necesarios. ¡Recuerda que una mascota es una gran responsabilidad!

Conoce su personalidad

Los jack russell terriers son muy inteligentes y enérgicos, por lo que necesitan mucha estimulación física y mental. Por este motivo, no es la raza más adecuada para aquellas personas que viven en un piso pequeño o para quienes pasan largos periodos de tiempo fuera. Asimismo, esta raza necesita mucho entrenamiento. Tu cachorro requerirá entrenamiento desde el principio, sobre todo para aprender las técnicas básicas de obediencia.

Estos perros también suelen tener instinto depredador, por lo que no se llevarán muy bien con otras mascotas pequeñas como gatos o conejos. Si convives con otros animales, tal vez deberías considerar otra raza. Asimismo, estos perros se llevan bien con los niños siempre y cuando le traten como es debido, ya que no suelen tener mucha paciencia.

jack russell
iStock.

Busca un cachorro activo y animado

Un cachorro de jack russell debe ser activo y juguetón, pero no agresivo. Cuando vayas a visitar a los cachorros, busca uno que parezca feliz y sea enérgico pero que no moleste a sus compañeros de camada. Si el cachorro tiene una apariencia débil o camina muy lento, es posible que no esté sano o que tenga problemas de comportamiento

Además, si el cachorro no se acerca a ti, incluso cuando le llamas o le hablas en tono dulce, es posible que no sea el adecuado para ti.

Observa su cuerpo con detenimiento

El cachorro deberá tener un cuerpo musculoso, atlético y ágil, ya que esta raza fue criada en sus orígenes para la caza de zorros. Además, sus patas delanteras tendrán que estar rectas y las articulaciones alineadas. También tendrás que comprobar que su espalda se encuentra recta y que su lomo es corto y está bien musculado.

Si su pelaje está seco, no camina correctamente o se encuentra excesivamente delgado, el cachorro podría tener algún problema médico.

Continúa leyendo