¿Cómo elegir la mejor residencia para tu animal?

El mejor espacio para cuidar de un animal es su propio hogar, pero a veces hay que recurrir a una residencia y es importante elegir la adecuada en cada caso.

 

Puede ser que al llegar el buen tiempo y hacer planes para las vacaciones busques un espacio seguro para no alterar al animal con aviones o grandes cambios. O puede que, por motivos laborales o de otra índole necesites que alguien te ayude con el cuidado de un animal.

Sea como sea, es posible que en algún momento dado necesites ayuda para cuidar de tu animal.

Tradicionalmente siempre hemos recurrido a nuestros familiares y vecinos para pedirles ayuda. Sin embargo, esto no siempre es posible y el cuidado veterinario profesional siempre es una buena solución. Cada vez existen más residencias de animales y ofrecen todo tipo de servicios que pueden resultar muy útiles.

Cuándo es bueno recurrir a una residencia de animales

Lo cierto es que no siempre podemos dedicarle el tiempo y las atenciones que merecen nuestros animales, y por eso a veces debemos recurrir a pedir ayuda. ¿Cómo sabes si es el momento de buscar una residencia de animales?

  • Viajas, por el motivo que sea, a un lugar lejano: Ten en cuenta cómo va a afectar ese viaje al animal, y las condiciones en las que debe ir. Si es para una larga estancia, puede merecer la pena, pero ¿y si es solo para unos pocos días?
  • El animal necesita medicación: Quizá no esté enfermo ya, pero aún deba seguir un tratamiento. ¿Vas a poder cumplir con todas las pautas durante el viaje? ¿Las personas de tu entorno sabrán administrarle la medicación? Contar con una buena residencia de calidad te puede ayudar a garantizar una atención veterinaria como la que necesita.
  • Nadie de confianza puede hacerse cargo: Debes sopesar con quién se va a quedar. Si es con alguien cercano, que realmente conoce al animal y tienen una relación estrecha, seguro que es una buena oportunidad para que disfrute de algunos mimos extra. Pero si no es así, quizá sea mejor que tenga una buena asistencia veterinaria.
  • El entorno en el que puede quedarse le hace salir mucho de su rutina y hábitat habituales: Puede que tengas dónde dejarle sin recurrir a una residencia, pero quizá esta solución implique grandes cambios para el animal que le afecten o alteren.

Ten en cuenta que las residencias de animales son espacios perfectamente preparados para el bienestar de los animales. Ofrecen todo lo que puedan necesitar, además de una atención personalizada y cuidados específicos.

Hurón
Hurón

5 Características que debes tener en cuenta a la hora de elegir una residencia para animales

Las residencias de animales son una solución perfecta cuando se necesita ayudar con un animal y no hay quien pueda encargarse. Son espacios preparados y seguros en los que los animales disfrutan de todo lo que necesitan para garantizar su bienestar.

Además, las residencias son específicas para perros, gatos o exóticos. Y dentro de las residencias de exóticos los animales están entre iguales. Es decir, que estará bien atendido y además bien acompañado.

Es normal estar nervioso ante una decisión así, por eso hay que sopesar todas las opciones y elegir aquella que se adapte bien a tus necesidades y a las del animal.

  • Ubicación: hay que evitar sacar al animal de su zona de confort. Una residencia que os pille cerca de casa siempre es algo a valorar. Y, si no es posible, al menos es bueno recurrir a una que tenga características en su entorno similar al de vuestro hogar.
  • Instalaciones: si es posible, visita las instalaciones antes de tomar la decisión. Podrás ver cómo es el espacio, qué ofrecen para cada animal… Los veterinarios podrán explicarte todo y responder a cada pregunta.
  • Credenciales: te sentirás mejor si conoces la experiencia de los veterinarios al cargo de la residencia. Además, sabrás si es el lugar adecuado. Por ejemplo, si necesitas una residencia para un conejo lo suyo es recurrir a una residencia de animales exóticos, y no a una canina.
  • Comunicación: por supuesto, no estar esos días con el animal no significa estar completamente desconectados. Muchos de estos espacios de residencia ofrecen canales de comunicación: mensajes, alguna foto o incluso una llamada para ponerte al día. Eso te dejará mucho más tranquilo.
  • Tarifas: evidentemente es un punto importante, ya que debes poder asumir el coste de los días que necesites este servicio.

Lo mejor que puedes hacer es informarte bien de las residencias en tu zona, plantear todas las preguntas que tengas y resolver cada duda. De esta manera tendrás toda la información necesaria para poder tomar la mejor decisión.

Y, puedes estar tranquilo, seguro que durante el tiempo que debas estar fuera tu animal estará perfectamente cuidado y disfrutará de unos días diferentes fuera de su rutina.

Javier Fernández

Javier Fernández (Animales Exóticos 24H)

Licenciado en veterinaria por la universidad Complutense de Madrid, con un postgrad en "General Practitioner Certificate in Exotic Animal Practice" por la European School of Veterinary Postgraduate Studies y un Master avanzado en Medicina y cirugía de animales exóticos. Es miembro del GMCAE (Grupo de Medicina y Cirugía de Animales exóticos) y de Association of Exotic Mammal Veterinarians (AEMV). Es parte del comité científico de la Asociación Madrileña de pequeños animales (AMVAC) y colaborador honorífico de la Universidad Complutense. Desde el 2016 es codirector del Hospital Animales exóticos 24h encargado de la parte de pequeños mamíferos. Es autor de varios artículos de veterinaria y ha impartido diversas ponencias en congresos nacionales e internacionales. Ha hecho diversas estancias pasando por diversos sitios reconocidos como el Oceanografic de Valencia, Zoo- Aquarium de Madrid, Faunia. La estancia que mas le marcó fue en el Cape Wildlife Center en EEUU en el 2013 donde se dedicaba a recuperar animales salvajes de la fauna norteamericana. En el 2016 se decide junto con su socio Pablo Casar a montar el Primer hospital veterinario de Animales exóticos que coordinan juntos desde entonces.

Continúa leyendo