Cómo disfrutar de tener un pez como mascota

Algunos peces, como los bettas y los dorados, son capaces de aprender a saltar fuera del agua.

pez con un niño
iStock.

Los peces son unos animales divertidos y amigables, así como unas mascotas estupendas. Si quieres disfrutar de tu pez primero tendrás que proporcionarle un hogar adecuado, por lo que deberías instalar una pecera con un filtro de agua y plantas. También es fundamental que mantengas el agua limpia para que el pez se encuentre sano y feliz. Además, si quieres estimular su cerebro, una buena opción es darle juguetes como rocas flotantes o cuevas para que se esconda. Seguro que con entrenamiento y paciencia serás capaz de enseñarle trucos y crearás un vínculo muy especial con él.

Enséñale a seguir tu dedo

Si todavía no tienes mucha confianza con tu pez, puedes usar tu dedo o un palito de colores brillantes para llamar su atención. Dale al pez un trozo de comida cada vez que te siga o llegue hacia un objetivo, moviendo el dedo y la mano lentamente. Esta también es una manera estupenda de enseñarle a tu pez a nadar a través de un aro. 

pez naranja
iStock.

Enséñale a saltar fuera del agua

Algunos peces, como los bettas y los dorados, son capaces de aprender a saltar fuera del agua. Para enseñarle este truco, tendrás que humedecer tu dedo o un puntero láser y pegar un trozo de comida para peces, sosteniéndolo sobre la superficie del agua. Si tu pez tiene hambre, seguro que intentará coger el trozo de comida saltando fuera del agua.

Una vez que tu pez sepa agarrar el trozo de comida, sigue levantando el dedo o llévalo hacia arriba del agua para hacer el reto más difícil. Es posible que tengas que mover el dedo o el puntero sobre la superficie del agua para que el pez se dé cuenta.

Motívale a que empuje una pelota

Otro truco que puedes enseñarle a tu pez es a empujar una pequeña pelota flotante, aproximadamente del tamaño de su cabeza. Para ello, tendrás que darle un trozo de comida cada vez que toque o empuje la pelota. Así, poco a poco comenzará a empujar la bola con más fuerza para conseguir su premio.

Presta mucha atención cuando lo entrenes, ya que tendrás que darle el trozo de comida justo cuando toque la pelota.

 

Continúa leyendo