Cómo diagnosticar tumores en los hámsteres

Si tu hámster tiene un tumor, probablemente comerá menos y no querrá probar sus snacks favoritos.

hámster
Pixabay.

Los hámsteres son unas mascotas adorables, curiosas y divertidas. Sin embargo, a medida que envejecen podrían desarrollar pequeños tumores en su cuerpo. Además, aunque la mayoría de los tumores son benignos, tu roedor podría enfermar gravemente si no se trata a tiempo. Por ello, es fundamental que revises a diario a tu mascota y que lo lleves al veterinario si observas síntomas físicos.

Busca bultos sobre el vientre

Los hámsteres pueden desarrollar diferente tipos de tumores a medida que envejecen. El linfoma, un cáncer del sistema inmunitario, es común en estos roedores. Puede afectar a muchos órganos internos, por lo que se suelen desarrollar bultos en el vientre. Si los bultos son lo suficientemente grandes podrás verlos y palparlos.

Por otro lado, las hembras podrían desarrollar tumores mamarios. Las glándulas mamarias son los pequeños pezones que se encuentran a lo largo del pecho y el vientre de las hembras. Además, los tumores mamarios son masas grandes, por lo que podrás apreciarlos fácilmente.

Examina su axila y cuello

A veces, el linfoma puede ocasionar inflamación de los nódulos linfáticos en la axila y el cuello. Si ves que el hámster tiene bultos en estas zonas, es bastante problema que los nódulos linfáticos de esas áreas estén inflamados con células cancerosas.

Asimismo, también deberías buscar bultos sobre la piel que se parezcan a las verrugas. El poliomavirus (un virus que afecta a los roedores) ocasiona tumores pequeños sobre la piel, y estos tumores son similares a las verrugas. Además, este tipo de tumores son más habituales en los hámsteres adultos.

Observa otros síntomas físicos

Si tu hámster tiene un tumor, probablemente comerá menos. Además, es posible que tampoco quiera probar las golosinas con las que siempre disfruta. Si come menos, también bajará de peso, ya que es un síntoma habitual en los hámsteres con tumores.

También deberías comprobar si se le cae el pelo. Los hámsteres con tumores en la glándula tiroides presentan un desequilibrio hormonal y, en consecuencia, pierden su pelaje. Igualmente, los tumores en las glándula tiroides pueden hacer que el hámster se sienta muy sediento. Si llenas la botella de agua con demasiada frecuencia, puede que haya algún problema.

Hámster en su jaula
Pixabay.

Acude al veterinario con regularidad

Lleva tu hámster al veterinario tan pronto como notes que tiene un bulto. Los tumores suelen crecer rápidamente, por lo que no deberías esperar a que sea excesivamente grande. Cuanto más pronto lo lleves al veterinario, más pronto podrá diagnosticar y tratar el tumor.

Por supuesto, tendrás que darle detalles sobre la salud de tu pequeño roedor, incluyendo la primera vez que notaste los bultos y otros síntomas que hayas observado.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo