Cómo cuidar a un pez payaso

A los peces payaso les gusta esconderse entre las grietas de los arrecifes, por eso deberías añadir rocas y plantas artificiales en tu pecera.

pez payaso
iStock.

El pez payaso (Amphiprion ocellaris) es un pequeño pez tropical que destaca por su brillante color naranja. Este pez, que se hizo popular a raíz de la película ‘Buscando a Nemo’, disfruta escondiéndose en las anémonas del mar. Si estás pensando en comprar un pez payaso, debes saber que se trata de un compromiso serio. Estos peces (al igual que la mayoría de los peces tropicales) requieren de muchos cuidados, aunque suelen ser bastante resistentes. Por eso, tendrás que informarte antes de tomar una decisión.

Comprueba que la pecera no tiene defectos

Una pecera adecuada debe ser hermética y estar completamente nivelada. Por eso, deberías comprobar que la pecera se encuentra en buen estado y no tiene imperfecciones. Busca fugas en la pecera llenándola un tercio de su capacidad, a ser posible en un lugar seguro para el agua como la ducha o el jardín. Después, seca el exterior del tanque con una toalla y espera aproximadamente una hora. Si encuentras gotas de agua en las esquinas o charcos en la base, es mejor devuelvas la pecera y pidas un reembolso.

También deberás comprobar la nivelación de la pecera. Para ello, añade un poco de agua y marca la línea a cada lado, comprobando si las dos líneas están al mismo nivel o difieren. 

Coloca un buen sistema de filtración

Un buen sistema de filtración es fundamental para cualquier acuario, especialmente para los más pequeños. A diferencia del océano, en un acuario no hay ningún sitio al que puedan ir los desechos biológicos. Por eso, es necesario eliminarlos a través de un filtro para que no se acumulen y dañen a los peces.

Después, deberás agregar sustrato marino para decorar el acuario. Existen numerosos sustratos especiales, como la arena viva o la aragonita que son ideales para el tanque. Si vas a utilizar piedras difusoras de aire (piedras decorativas que producen burbujas y hacen circular el agua), enjuágalas y añádelas al fondo de la pecera ahora.

pez payaso nadando
iStock.

Pon muchos escondites

A los peces payaso les gusta pasar la mayor parte del tiempo escondidos entre las anémonas y las grietas rocosas de los arrecifes, por eso deberías añadir muchas rocas, plantas y arrecifes artificiales en tu pecera. Deberás enjugar la decoración antes de añadirla al acuario.

Además, aunque los peces payasos disfrutan con las anémonas en la naturaleza, no es necesario que las incluyas en tu pecera, pues son más difíciles de cuidar que los propios peces. Con las plantas y las rocas debería ser más que suficiente.

Llena la pecera y pon sal marina

Si tu acuario se encuentra en buen estado y has realizado todos los pasos anteriores, tendrás que llenarlo de agua hasta arriba. Finalmente, deberás agregar suficiente sal marina para producir una gravedad específica y que el nivel de salinidad sea el adecuado.

Llegados a este punto tu acuario ya estará listo para funcionar, por lo que podrás introducir a tu pez payaso en su nuevo hogar y comenzar a cuidarlo.

Continúa leyendo