Cómo cuidar a un cachorro de rottweiler

Los perros de razas grandes necesitan mucho ejercicio para mantenerse saludables.

rottweiler
iStock.

Los rottweilers son unos perros muy inteligentes, valientes y cariñosos. Si decides adoptar uno, sin duda será tu compañero de por vida. Además, un cachorro de rottweiler criado correctamente se convierte en un gran ciudadano canino así como en un amigo fiel. No obstante, estos perros requieren de mucho entrenamiento, por lo que no es una raza adecuada para dueños primerizos. Con paciencia y entrenamiento seguro que tu rottweiler crecerá sano y feliz.

Dale paseos largos

Los rottweilers son muy activos, por lo que tendrás que darle a tu perro al menos dos paseos de treinta minutos cada día. Los perros de razas grandes necesitan mucho ejercicio para liberar energía y mantenerse saludables. Si tu cachorro todavía es demasiado pequeño (tiene menos de seis meses) asegúrate de que tenga por lo menos cuatro o cinco sesiones de juego o ejercicio cada día. A medida que crezca, podrás empezar a realizar caminatas más largas.

Por otro lado, también es importante que le des a tu rottweiler juguetes que mantengan su mente activa. De esta manera, estarás evitando que se aburra y, por ende, que haga travesuras en casa. Una buena opción son los juguetes que pueden rellenarse con comida o golosinas.

rottweiler
iStock.

Socialízalo a una edad temprana

Desde que hace hasta las tres semanas de vida, los cachorros necesitan estar cerca de su madre para aprender la socialización normal de un perro. Sin embargo, a partir de las tres o cuatro semanas los cachorros aceptan estímulos nuevos como paseos al aire libre o encuentros con otras mascotas o personas.

Si tu cachorro fue alejado de su madre y de su camada al nacer, es posible que se adapte mal y que no disfrute del contacto con otros perros. 

Apúntalo a clases de entrenamiento

Si pese a los paseos y a la socialización temprana no consigues que tu perro se lleve bien con otras mascotas, lo mejor que puedes hacer es apuntarlo a clases de entrenamiento canino. Allí tu mascota estará expuesto a otros cachorros y personas así como a una variedad de sonidos, imágenes y olores.

Esto, además de ayudar a tu mascota a socializar con otros perros, te dará la oportunidad de crear un vínculo más estrecho con tu rottweiler. Pídele a tu veterinario de confianza que te recomiende a un entrenador canino o busca información en alguna protectora de animales.  

Es normal que te estreses al principio, ya que entrenar a un cachorro requiere de tiempo, paciencia y esfuerzo. Sin embargo, poco a poco se convertirá en una rutina y podrás afianzar la relación con tu mascota.

Continúa leyendo