Cómo cuidar a cangrejos ermitaños

Los cangrejos ermitaños son carroñeros, por lo que tienen una alimentación muy variada.

cangrejo ermitaño
iStock.

Los cangrejos ermitaños son unos crustáceos increíbles que pueden tener una vida muy larga en unas condiciones adecuadas. Si estás pensando en comprarte algunos cangrejos, ya sean terrestres o de agua salada, tendrás que proporcionarle un tanque en buen estado y comida. Además, una vez que hayas construido su hábitat son muy fáciles de cuidar.

Elige un tanque lo suficientemente amplio

Si vas a adquirir dos cangrejos, tu tanque debería tener como mínimo 57 litros de espacio. Además, es fundamental que el tanque tenga una tapa para evitar que los cangrejos se escapen y para asegurarte de que retiene suficiente humedad. Si quieres obtener mejores resultados, usa una tapa de malla con una envoltura de plástico. Los cangrejos ermitaños respiran a través de branquias. Por eso, si su humedad es inferior al 75 % morirán lenta y dolorosamente.

Coloca arena en el fondo

Los cangrejos necesitan excavar durante la muda, que es el proceso que les permite crecer. Por eso, tendrás que colocarle suficiente arena en el tanque. Compra arena en una tienda para el hogar, ya que la arena de las tiendas de mascotas suele tener productos químicos agresivos. Además, tendrás que mezclar la arena con sustrato para obtener una consistencia similar a la de un castillo de arena.

Si tienes cangrejos terrestres, también podrías añadirle hojas y cortezas, aunque no es necesario si tu terrario contiene arena y tierra ecológica.

Proporciónale lugares para esconderse

Coloca en tu tanque al menos tres conchas grandes de cangrejo ermitaño vacías por cada cangrejo. Estos caparazones les dará refugio y alojamiento a los cangrejos a medida que crezcan. Además, se pueden encontrar en las tiendas de mascotas. También puedes incluir un tronco hueco para que escalen y se refugien.

Es imprescindible que nunca uses conchas pintadas, ya que son peligrosas y pueden resultar tóxicas para los cangrejos. Si puedes, compra también ramas y enredaderas para que los cangrejos se suban. ¡Seguro que te lo agradecerán!

cangrejo ermitaño
iStock.

Presta atención a temperatura

La temperatura del tanque deberá estar entre 24 y 28 grados, por lo que es imprescindible que emplees un controlador de temperatura y un termómetro LCD. Recuerda que si la temperatura es demasiado fresca, tus cangrejos podrían enfermar o incluso morir.

Además, aunque la bajada de temperatura durante la noche es normal, el tanque nunca debería permanecer a menos de 22 grados durante un tiempo prolongado.

Aliméntalos adecuadamente

Los cangrejos ermitaños son unos animales carroñeros, por lo que tienen una alimentación muy diversa. Tendrás que proporcionarle algas, proteínas en forma de carnes, lombrices, camarones, frutas y verduras frescas. Asimismo, los cangrejos también necesitan celulosa, que se encuentra presente en la corteza del corcho o la madera de uva.

Continúa leyendo