Cómo criar tortugas

Las tortugas hembra no son sexualmente activas hasta que cumplen los cinco años.

tortugas en un estanque
iStock.

Las tortugas son unas mascotas tranquilas, curiosas y longevas. Sin embargo, no suelen reproducirse con facilidad, especialmente en cautiverio. Si te encantan estos reptiles y estás pensando en criar tortugas deberás informarte previamente sobre los pasos que debes seguir. Seguro que con un poco de paciencia lograrás que se reproduzcan. 

Asegúrate de tener una tortuga macho y hembra

Generalmente, las tortugas macho son más coloridas y extrovertidas que las hembras. También podemos encontrar otra diferencia en el plastrón (la parte inferior del caparazón) ya que las hembras lo tienen plano, mientras que el de los machos es cóncavo. Asimismo, el plastrón de las hembras es más grande ya que necesitan espacio para los huevos.

Si tienes dudas y no eres capaz de determinar el sexo de tus reptiles, lo mejor es que acudas a un veterinario de animales exóticos.

¿Son sexualmente maduras?

Estos reptiles no pueden reproducirse hasta que hayan alcanzado la madurez sexual. Las tortugas de agua suelen tartar al menos tres años, mientras que las hembras necesitan como mínimo cinco años. Por eso, tus tortugas no se reproducirán hasta que tengan al menos cinco años. Además, si acabas de adoptar a tu tortuga tendrás que esperar un año antes de tener crías, independientemente de la edad que tenga.

tortuga pequeña
iStock.

Enfría a tus tortugas

Para aumentar las posibilidades de que se reproduzcan tendrás que mantener a tus tortugas a una temperatura de entre 10 y 15 grados centígrados. Además, la temporada de anidación suele ir de marzo a junio, por lo que la época de enfriamiento tendrá lugar de diciembre a febrero.

Es importante que dejes tranquilas a tus tortugas durante ese periodo. Si viven en un estanque al aire libre, puedes aprovechar el frío natural del invierno y permitirles hibernar. Cuando termine la época de enfriamiento deberías devolverles a tus tortugas su temperatura normal.

Crea un área de anidación

Si quieres que tus reptiles tengan crías es fundamental que le construyas un refugio. El área de anidación deberá tener tierra blanda, rocas y troncos para que la hembra se sienta segura poniendo sus huevos y escondiéndolos allí. Asimismo, la puesta suele tardar entre 24 y 48 horas, pudiendo pasar algunas semanas entre puesta y puesta.

Una vez que tengas los huevos deberías conseguir una incubadora. No obstante, si no la consigues será suficiente con mantener los huevos a una temperatura normal de verano. Además, en los días excesivamente calurosos tendrás que colocarlos en un lugar más fresco y asegurarte de que están húmedos.

Durante el primer mes y medio es importe que revises los huevos una vez a la semana. Después de 45 días deberías observarlos con más frecuencia para ver si están eclosionando. Dependiendo de la incubadora, las tortugas tardarán en nacer entre 50 y 120 días.  

También te puede interesar:

Continúa leyendo